El mejor fin de semana de Inglaterra

Nadie lo hubiera pensado, pero Inglaterra, la tierra donde se inventó el fútbol, casi no tenía títulos en la historia. El único fue la Copa del Mundo de 1966, que organizó y ganó con bastante irregularidad, con aquel gol de Geoffrey Hurst en el alargue ante Alemania, donde su tiro pegó en el travesaño de Wembley y la pelota no entró, aunque el árbitro suizo Gottfried Dienst lo convalidó.

Cincuenta y un años después, los ingleses no sólo volvieron a festejar, sino que lo hicieron doblemente. En un fin de semana mágico, el sábado derrotaron por penales a Costa de Marfil y se alzaron por segundo año seguido con el Torneo Esperanzas de Toulon, Francia. Y el domingo se llevaron el Mundial Sub 20 por primera vez en su vida sobre Venezuela, ganando seis partidos y empatando uno por un gol en contra de Guinea. Golearon a Argentina, eliminaron a México y a Italia y tuvieron al mejor jugador, Dominic Solanke, y al mejor arquero, Freddie Woodman, que en la final le atajó un penal a Peñaranda. Además, hace días el Sub 17 se clasificó para el Mundial de India, en octubre, al ser finalista del Europeo, cayendo en la decisión por penales con España.

Todo lo bueno que Inglaterra había hecho en el Sub 20 era el tercer lugar en Australia 1993. Sus otras participaciones en el Sub 20 y alguna en el Sub 17 fracasaron, a pesar de futbolistas como Michael Owen o Harry Kane. Ahora, el proceso empezado en el Europeo Sub 17 de 2014, cuando fueron campeones en Malta, dio sus frutos. Comandados por Paul Simpson, los chicos británicos prometen gran recambio para un seleccionado que no cuenta con tanto material, con una Premier League repleta de extranjeros. Ahora hay juventud. Y quizá, más títulos a futuro.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros