El gol asesino de Mandzukic

Corrían 109′ de juego de la semifinal del Mundial de Rusia cuando el atacante Mario Mandzukic calzó la pelota y se la mandó a guardar al arquero inglés; festejo expresivo y efervescente de los croatas a tal punto que cayeron todos arriba de un fotógrafo de la agencia AFP.

La emoción era tal que lo “aplastaron” al reportero gráfico Yuri Cortez de nacionalidad salvadoreña pero con cargo en México; desde el piso el fotógrafo disparó lo mismo y logró captar lo que pudo, mientras que los croatas lo abrazaban y besaban. Luego, al final, el zaguero Vida le dio un beso en signo de disculpa y Mandzukic le tendió la mano y me dio un abrazo.

Cortez vio caer bombas al lado suyo y morir mucha gente en medio y extremo oriente, pero jamás imaginó que iba a ver la “muerte” en una cancha de fútbol y por parte de eufóricos futbolistas.

 

@lostribuneros