Choque de cabezas y susto en Avellaneda

Sigali chocó de cabeza con su adversario Hernández y se llevó la peor parte. El jugador de Racing cayó desplomado en el terreno de Independiente. Está fuera de peligro.

El clásico se jugaba a altas pulsaciones. Cada futbolista daba lo mejor de sí en la cancha e iban al frente en pos de la victoria. Leonardo Sigali de Racing no la quería dar por perdida, menos Pablo Hernández de Independiente, y en esa disputa de una pelota aérea que vino el choque de cabeza entre ambos.

Las fuerzas, evidentemente, fueron desparejas porque quien se llevó la peor parte fue Sigali, que cayó desplomado inconsciente en el terreno de juego.

Néstor Pitana estaba atengo y rápidamente paró el juego y pidió ayuda. Rápido fue el médico de Racing que ingresó a todo vapor a la cancha a asistir al futbolista, que permanecía inmóvil entre la preocupación de los demás jugadores.

Ya consciente y con cuello ortopédico, Sigali fue puesto en la camilla y llevado a un hospital cercano. Nery Domínguez ingresó en su lugar, ex hombre de Independiente y blanco de los silbidos.

Luego llegaron noticias de que Sigali ya estaba bien y que quedaba en observación para evitar sorpresas.

@lostribuneros