Beto Pascutti, a un año de su desaparición física. El fútbol argentino no lo olvida.

El Beto Pascutti, símbolo de El Porvenir y del ascenso argentino

El fútbol de ascenso en la Argentina ha llegado mucho en la gente a través de los años, entre equipos, técnicos y jugadores notables. Uno fue sin duda Alberto Luis Pascutti, el talentoso mediocampista que dejó su huella en varios clubes, la más profunda en El Porvenir, el conjunto de Gerli, oeste de Buenos Aires, recientemente noticia por eliminar a Lanús de la Copa Argentina. Pero casi cuatro décadas atrás, el “Beto” era el símbolo del blanquinegro en la vieja Primera B, entonces segunda división.

Pascutti había debutado en la Primera con Chacarita en 1977, pero entre 1981 y 1993 fue un ícono del ascenso. Es que también pasó por Banfield, Tigre, Quilmes y logró dos subidas: en 1990 con Deportivo Morón ante Nueva Chicago a la Primera B Metropolitana y en 1993 con All Boys a la B Nacional. Eso como futbolista, porque desde el banco siguió triunfando al lograr nada menos que seis ascensos, entre los que sobresalieron el hecho con Almagro en 2000 a Primera tras 62 años, el espectacular en 2001 con Nueva Chicago a la élite y el de Tigre en el 99 a la Primera Nacional. Hasta lo hizo en Ecuador, en la Universidad Católica de Quito.

Un líder, un ganador que se llevó el respeto del futbolero de abajo. Y que se lo extraña desde más de un año, ya que partió a sus jóvenes 64. Alberto Pascutti, el gran Beto, no sólo lo fue de El Porvenir. Lo fue de la Argentina. Aunque no haya pisado la Primera División.

Diego Martín YAMUS.
diegoperiodista93@gmail.com.

Fijate en

Fallece César Luis Menotti, ícono del fútbol argentino a los 85 años

Una de las máximas leyendas del fútbol argentino, César Luis Menotti, ha fallecido este domingo …