¡Examen aprobado en la casa del rival!

Racing derrotó a Independiente en calidad de visitante y se sostiene en la punta de la Superliga. Fue por la jornada 20 y tuvo a Burdisso como autor de un gol en contra, el «Licha» López de penal y Zaracho sobre el final. Boca este domingo será juez y verdugo de Defensa y Justicia.

‘Día D’ para el fútbol argentino. Día bisagra y que marcará tendencia de cara a lo que queda en la Superliga. Racing daba examen ante su acérrimo rival Independiente y en cancha de ellos. El empate los complicaba, la derrota los marcaba, pero el triunfo, sí, el triunfo, los disparaba arriba.

Sabiendo lo que se jugaba el «Chacho» Coudet mandó a su equipo a la cancha enchufado. Nada de dejar errores librados al azar. Los académicos fueron a jugar el clásico con un condimento extra con sabor a final.

La Academia entró al Libertadores de América como protagonista y dejando un claro propósito de victoria. Fue tal lo que empujó Racing, que en el quinto minuto de juego ya estaba arriba gracias al gol en contra de Guillermo Burdisso.

Como a de lugar, el gol de los racinguistas, provocó a una fiera como Independiente que fue por el empate con Martín Benítez, el paraguayo Cecilio Domínguez y el ecuatoriano Gaibor, obligando a un Gabriel Arias que para nada desentonó con sus compañeros.

Sin embargo, este Racing, con el Licha en el ataque y su sociedad con un Darío Cvitanich que fue reemplazado en el minuto 76 por Julián López, hacía trabajar como loco al Rojo y allí fue que se armó un tremendo partido.

La presión de un Rojo, dueño de la pelota con un resultado final de 54 por ciento, hizo efecto y el aliviante 1-1 llegó antes del descanso gracias al ecuatoriano Fernando Gaibor.

El segundo tiempo tuvo a un Racing que no aflojó y que siguió en la misma, apretando y buscando oportunidades para aumentar cifras e inclinar la cancha a su adversario.

Iban 54′ y jugada a todo vapor en el área de Independiente que acaba en penal para Racing. El Licha López tuvo la responsabilidad y el veterano goleador no perdonó.

La victoria parcial, nuevamente de la «Acadé» obligó a Ariel Holan a poner toda la carne en la parrilla, por lo que metió mano en su oncena y puso en la cancha a Jonathan Menéndez por Gonzalo Verón, y luego a Silvio Romero por Gaibor, pero el marcador seguía inamovible y la hinchada local se estaba impacientando.

El tiempo corría, también el «Chacho» Coudet había movido sus piezas, y con un tremendo Gabriel Arias bajo los tres palos resistió los embates del Rojo.

Independiente estaba jugado el todo por el todo en pos del empate. Racing, se sostenía agazapado, y justo, en el minuto 90’+4 cuando el anfitrión pujaba por el empate, salió de contra por la derecha el Licha López, pilló al arquero uruguayo Martín Campaña fuera de su área, le hizo el dribbling de la vaca, dejándolo en ridículo, se acercó al arco y en lugar de definir la abrió para un costado y allí Federico Zaracho no perdonó.

Racing acabó triunfante, y qué victoria se mandó porque hay doble sabor por se un adversario clásico, por ser visitante y porque los deja arriba en la tabla y ahora deberán hinchar por Boca el domingo para quedar solitos en la punta.

@lostribuneros