Dedo en el ano desata indignación y posible descenso

31

La estupidez de un veterano defensor provocó un desastre durante un partido clave por el descenso por la Serie A del fútbol de Brasil. Ponte Preta derrotaba en casa por 2-0 al Vitória y estaba gestando el milagro, pero Rodrigo le puso un dedo en el ano a un rival, fue denunciado por un línea y se marchó expulsado. Acabaron perdiendo 3-2 y en la próxima jornada descenderían.

Rodrigo, hombre 37 años podría quedarse sin empleo. Tiene contrato hasta el 31 de diciembre de 2018, pero sus minutos están contados en Ponte Preta. El equipo ganaba por 2-0 en el Moisés Lucarelli de Campinas sobre un Vitória que puja por no descender. Iban apenas 19′ y estaba para golear en lo que era casi una final, pero una estupidez tiró todo por tierra.

El defensor, formado en el club y que retornó tras 14 años de ausencia, se hizo el “canchero” con el colombiano Tréllez al colocarle un dedo en su ano, lo que provocó la indignada reacción por parte del equipo bahiano y su banco de suplentes. Este desleal acto paralizó el encuentro y acabó en su roja directo a los 20′.

Tras la expulsión, se le sugirió a Rodrigo que abandone el estadio y que no permanezca en el vestuario ya que corría el riesgo de ser agredido, pero no por el rival sino que por sus propios compañeros que estaban indignados.

La cuestión que Vitória aprovechó el hombre de más y lo dio vuelta 3-2, quedando casi salvado de caer a la segunda división y condenando a estos últimos a descender.

@lostribuneros