20 años del ascenso de Gimansia y Tiro de Salta

Por AFA
www.afa.org.ar

El 19 de julio de 1997, el conjunto salteño logró el ascenso a Primera División. Ricardo Rezza, técnico de aquel equipo, recordó el importante logro en charla con este sitio.

El festejo de un equipo. El recuerdo. El tan codiciado ascenso. En el año 1997, Gimnasia y Tiro de Salta venció por penales a Talleres de Córdoba en la final del Torneo Reducido y consiguió un lugar en Primera División. Tras dos partidos muy parejos, donde el global finalizó 1-1, el conjunto salteño festejó desde los doce pasos.

A 20 años del recordado logro, Ricardo Rezza, técnico que consiguió seis ascensos con cuatro clubes distintos (dos con Gimnasia y Tiro, dos con Temperley, uno con Villa San Carlos y otro con Belgrano), dialogó con el sitio oficial de la AFA y contó sus recuerdos de aquella conquista: “Aquel ascenso quedó en la memoria de todos. No éramos favoritos, por eso fue una sensación especial haber superado a Talleres que tenía un equipo muy importante”.

Tras finalizar cuarto en la tabla general (Argentinos Juniors fue el campeón), Gimnasia y Tiro llegó a la final del Reducido, donde enfrentó a Talleres, conjunto que había terminado en la segunda ubicación del campeonato. En el encuentro de ida, disputado el 12 de julio en Salta, el local se quedó con la victoria por 1-0 con un tanto de Jorge Cervera. “Habíamos superado el primer partido en nuestro campo y faltaba la coronación, que sabíamos que iba a ser muy difícil porque Talleres tenía un muy buen plantel. Fue una final durísima, pero en la forma que estaba nuestro equipo teníamos la posibilidad de quedarnos con la serie”, explica el técnico que también ascendió con el club en 1993.

El 19 de julio de 1997, en el estadio Chateau Carreras (actualmente conocido como Mario Alberto Kempes), Gimnasia y Tiro y Talleres se disputaron el ascenso. Desde el minuto cero, el conjunto cordobés salió a empatar la serie, motivo por el cual el trámite se desarrolló principalmente en el campo del equipo visitante. A los 29 minutos del primer tiempo, el equipo local se puso 1-0 con un tanto de José Zelaya y continuó buscando el segundo gol que nunca llegó. “Fue un partido cerrado, donde ellos dominaron el encuentro y sufrimos hasta el final, pero sabíamos que teníamos una ventaja y la teníamos que aprovechar, o bien yendo a penales o con el empate, que pasábamos nosotros”, recuerda Rezza.

Tras noventa minutos intensos, el global finalizó igualado, por lo que se disputaron treinta minutos de alargue, donde tampoco pudieron sacarse diferencias. En la definición por penales, Gimnasia y Tiro se impuso 3-1 y consiguió el ascenso. Ramón Álvarez, arquero visitante, fue la gran figura de la noche al atajar dos penales. “Estábamos con mucha confianza y sabíamos que teníamos un arquero atajador como Álvarez. Tuvimos ese ‘plus’ que se necesitan en las finales”, concluyó el técnico.

Síntesis del encuentro 

Talleres: Burela; Yanzón, Galarza, García, López (Montelongo); Villareal, Clementz, Garay, Fernández (Díaz); Zelaya (Ortiz) y Oste. Director técnico: Humberto Zuccarelli.

Gimnasia y Tiro: Álvarez; Cejas, Plaza, Cuadrado, Jiménez; Ibáñez, Iturrieta (Saldaño), Cervera, Leone (Gómez); Godoy (González) y Rueda. Director técnico: Ricardo Rezza.

Estadio: Chateau Carreras.

Árbitro: Rubén Pascualino.

Gol: 29′ José Zelaya (Talleres).

Definición por penales

–  Para Talleres convirtió Montelongo. Los remates de Oste y Clementz fueron atajados por el arquero Álvarez. Díaz desvió su disparo.

– Para Gimnasia y Tiro marcaron Ibáñez, Cervera y Plaza.

@lostribuneros