Sorpresa y pico en La Bombonera

Boca perdió de local ante Atlético Tucumán por la fecha 15 de la Superliga, partido pendiente. Malogró la chance de ponerse a siete de los punteros. El “Wanchope” había empatado; Gervasio Núñez y David Barbona marcaron para el Decano.

Qué chance preciosa dejó escapar Boca Juniors ante Atlético Tucumán. Cayeron de manera hasta sorpresiva ante un Decano irregular que venía de ser goleado por Unión 3-0.

Boca, que tenía que ganar este partido válido por la pasada jornada 15, se encontró con un rival que se puso las pilas en la complementaria.

Al mejor estilo de un ajedrecista, el “Ruso” Zielinski planteó el partido para no dejar jugar al rival, y se dedicó a jugar con las debilidades boquenses, lo que surtió efecto y cómo.

Iban 8 minutos y sucedió lo peor para los locales; centro cruzado, defensa parada en línea su volantes colaborando, oportunidad aprovechada por un Gervasio Núñez que aprovechó la falla defensiva, y la mandó a guardar.

Lógicamente, los boquenses fueron al frente de la mano de “Carlitos” Tévez. Oportunidades hubo, especialmente de la mano de un veloz Villa, que corría por la derecha. Boca avasalló al rival y fue en pos del empate, sin embargo, dejaba espacios atrás.

El “Wanchope” aprovechó su potencia física y se llevó por delante a sus contrincantes, entró al área por el centro, perdió la pelota, pero la suerte hizo que le caiga nuevamente en su pie y gol: 1-1.

Alfaro había armado un equipo con Tévez como comandante, pero no mandó al campo la dupla “Ábila-Benedetto”, sino que optó por mandarlo como una suerte de punta de lanza y por detrás corriendo al colombiano Sebastián Villa y por la izquierda el “Bebelo” Reynoso, quien en el descanso fue reemplazado por Zárate.

El medio era interesante porque estaban Marcone y el uruguayo Nández, pero las cosas no salieron como pintaban en la teoría y los tucumanos con doble línea de cuatro y dos hombres de punta, se llevó el triunfo.

La segunda conquista fue anotada por un Barbona que ligó tras un ataque y una pelota que cayó en sus pies; patada fuerte y golazo.

Pavón entró por Villa y antes había entrado Benedetto por Tévez, pero pese a los nombres que ingresaron, fueron nombres nada más.

Boca quedó con 35 puntos, se clavó a diez de los punteros Racing y Defensa y ahora, el domingo deberá vencer al Halcón para directamente no quedar relegado.

Soccerway

@lostribuneros