Mozambique, cambiaron fusiles por pelotas

La “Perla del Índico” ha dado un cambio radical en su política. Cambiaron la manera de luchar, ahora ya no hay muertos ni mutilados, sino que hay ganadores, perdedores y lesionados. El gobierno comenzó a dar apoyo económico a los campeonatos barriales. Ahora los pibes son reclutados, pero para engrosar las filas de equipos de fútbol.

Mozambique se independizó de Portugal en 1975 tras 470 años de padecimiento. Una cruel guerra que comenzó en 1964 dejó centenares de miles de muertos y heridos hasta que llegó la independencia. Luego, en 1977, vino otra guerra civil que duró hasta 1992, y hasta el día de hoy, hay levantamientos, exilio y muerte.

El gobierno del Frelimo (Frente de Liberación de Mozambique, que liberó al país de los lusitanos) optó por decir “basta” y comenzó a estimular a los ciudadanos, especialmente de la provincia norteña de Tete, fronteriza con Malawi y Zambia, para que jueguen al fútbol y luchen contra otros conciudadanos pero por la posesión del balón y el trofeo de campeón.

El “Campeonato Recreativo”, como le llaman a los torneos barriales, tiene mayor cantidad de equipos, y se siguen sumando más y más.

Para la temporada de 2019 destinarán la cifra de 250 mil meticales para el campeón, que son unos 4.500 dólares y 200 mil meticales para el vice (3.330 U$S), mientras que para los que califiquen mejor habrá incentivos como pelotas y uniformes. Los ingresos per cápita estimados son de 125 dólares mensuales.

Según informan los colegas del Jornal Malacha de Moatize, ingresarán Retunda, el Ferroviario Moatize y la Escola Secundária Heróis Moçambicanos.

Esto, además, sirve para popularizar el fútbol en un país que era indiferente a los deportes en general. Gracias a estas movidas equipos del interior como Hidroeléctrica Songo y Ferroviario Beira lograron ser campeones en estas últimas temporadas, acabando con la supremacía de los clubes de la capital Maputo.

Además, los equipos mozambiqueños han logrado llegar alto en la África Champions League de 2017, donde Ferroviario Beira quedó afuera en cuartos de final al empatar los dos encuentros con USM Alger de Argelia, y lo que les impidió entrar a semis el fatídico gol de visitante.

Esto dice Política Exterior de España.
“Portugueses y disidentes anticomunistas se instalaron en Rodesia y crearon la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo). Con ataques a aldeas e instalaciones industriales comenzó una guerra civil que duraría 16 años. La fractura social y la descomposición en términos de infraestructuras y servicios supusieron un lastre para el desarrollo del país”.

Fuente: Jornal Malacha, Wikipedia, PoliticaExterior.es
Foto: Jornal Malacha

@lostribuneros