Goleador de Al Ahly suspendido para la gran final

El marroquí Walid Azarou, una de las cartas ofensivas del Al Ahly egipcio, fue suspendido de oficio por el Comité de Disciplina de la Confederación Africana (CAF) luego de un reclamo formal presentado por el Espérance de Túnez, que se quejó de la actuación del árbitro argelino Mehdi Abid Charef en la primera final de la Liga de Campeones, que AL Ahly ganó de local 3-1 el viernes pasado.

Los tunecinos se sintieron perjudicados sobre todo por los dos penales que cobró Abid Charef y que Walid Soliman transformó en el primer y tercer gol egipcio. Especialmente sobre el último, donde Azarou fue detectado por la transmisión de TV rompiéndose a propósito su camiseta simulando una sujeción en el área. También denunciaron un golpe del delantero al defensor Chamseddine Dhaouadi. Por eso, recibió dos partidos de suspensión y no podrá estar el viernes en Rades, sede de la gran final que decidirá el nuevo campeón africano de clubes, y de paso, el clasificado al Mundial de la FIFA en Emiratos Árabes Unidos.

Además, el ocho veces ganador de la Champions deberá pagar una multa de 20.000 dólares y su técnico, el francés Patrice Carteron, deberá declarar por una supuesta agresión de un rival.

La finalísima africana 2018 será el viernes a las 16 horas (hora argentina) en el Olímpico de Rades, donde el Espérance va por su tercer título (1994 y 2011) pero tendrá que ganar por dos goles de diferencia, ya que en África los de visita cuentan doble también en la decisión. Con un 3-1 irían a penales, mientras que si Al Ahly marca dos o más, los “Sangre y Oro” tendrán que vencer por tres. Todo puede pasar, también en la bella África.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros