Hay finalistas en la Asia Champions, japoneses e iraníes

Un equipo de Irán se ganó la final de la Asia Champions League que da un cupo en el Mundial de Clubes 2018, y otro japonés se han ganado un lugar en la puja.

Persépolis empató en casa con Al Sadd de Qatar y eso le bastó para meterse en la lucha por el trofeo de campeón. Ya no importa si fue con susto o no, el hecho es que lo logró.

Los iraníes habían ganado en tierras qataríes por 1-0. En la revancha jugada en Teherán ante 82.000 aficionados, el conjunto de Al Sadd dio el primer golpe y en el minuto 16′ dejó boquiabierta a la multitud al ponerse 1-0 gracias a un argelino con nombre de la capital de la vecina y rival Irak: Baghdad Bounedjah.

Sin embargo, el conjunto iraní, dirigido por el croata Branko Ivankovic logró el ansiado gol al comenzar el complemento.

Kashima Antlers paralizó corazones propios y ajenos en Corea de Sur. Los japoneses en casa habían logrado un ajustado 3-2 sobre el Suwon Bluewings y lamentaba mucho los goles de visitante.

Los dirigidos por Go Oiwa debían hacer pata ancha en el Estadio Mundialista de Suwon porque el Bluewings no era hueso fácil de roer. Por las dudas, golpearon primero al minuto 24 gracias a un gol de Shuto Yamamoto tras asistencia del brasileño Serginho.

Ese gol generó efecto en el rival y con la ventaja parcial y la clasificación fueron al descanso. En el complemento, con las fichas ajustadas y un cambio estratégico, los surcoreanos lograron, en apenas un minuto darlo vuelta; Lim Sang-Hyung empató a los 52′ y a los 53′ el zaguero Cho Sung-Jin ponía el 2-1.

Llenos de moral los surcoreanos fueron en pos del tercer gol que los metía en la final, y lo lograron gracias a montenegrino Dejan Damjanovi.

Serginho, el diferente del partido, sintió que podían y que un gol forzaría, al menos, los penales. Le puso una pelota a Daigo Nishi y éste anotó: 3-2 perdían.

Ninguno de los dos equipos quería saber nada con prórroga, y menos con penales, por eso, en el final, Serginho se encargó de poner el 3-3.

La primera final de  Antlers con Persépolis se jugará en Japón el viernes 2 de noviembre, mientras que la final está pactada para una semana después en Irán.

@lostribuneros