Boca goleó con suplentes y espera por River

Foto: Télam

El equipo de los mellizos Barros Schelotto recuperó la autoestima al vapulear por 4-1 a Aldosivi en la Bombonera tras ir cayendo 0-1. Jugaron con equipo suplente y esperan a River Plate. Jornada 11 del Torneo Transición.

Télam. Boca, con mayoría de suplentes, goleó a Aldosivi de Mar del Plata por 4-1, en La Bombonera. Los goles del equipo Guillermo Barros Schelotto los anotaron Andrés Chávez (45m. PT y 30m. ST), Nicolás Lodeiro (25s. ST) y el debutante en partidos oficiales Alexis Messidoro (8m. ST); en tanto que para el conjunto visitante marcó Neri Bandiera (21m. PT).

Boca, con la victoria (la cuarta consecutiva de local), llegó a 17 puntos, 11 menos que el líder Lanús; mientras que Aldosivi, que aún no ganó de visitante en el certamen (tres derrotas y dos empates), se quedó con 13 unidades.

El Xeneize, con un 4-4-2 (con Messidoro más cerca de los delanteros), asumió el protagonismo desde el inicio, manejó bien la pelota en los primeros 20 minutos, a partir del buen trabajo del chico que hoy debutó oficialmente, y tuvo velocidad y juego con Chávez y Sebastián Palacios. Así, sin brillar, dispuso de dos chances claras en los pies de Palacios (13m.) y Messidoro (17m.).

Pero con el transcurrir de los minutos el juego del equipo del Mellizo se desdibujó, al tiempo que Aldosivi, con un 4-4-2, mejoró, gracias al fútbol de Santiago Rosales (ex Boca). Y el conjunto marplatense se puso en ventaja con el gol de Bandiera, a los 21 minutos, tras un centro desde la izquierda de Franco Canever.

Pero Aldosivi no lo liquidó y en el final del primer tiempo Boca llegó al empate con el gol de Chávez, luego de un preciso pase de Marcelo Meli.

Barros Schelotto, consciente de la falta de juego de su equipo, mandó a la cancha a Nicolás Lodeiro en lugar de Nahuel Molina y el uruguayo a los 25 segundos estableció el 2-1.

Boca, en plena levantada, liquidó el encuentro a los 8 minutos con el gol de Messidoro, luego de una excelente jugada de Meli, quien participó en los tres tantos.

La mala noticia fue la lesión del arquero Agustín Orión, a los 20 minutos, pero Guillermo Sara tuvo un buen trabajo, ya que a los 28 minutos evitó el gol de Rosales con una soberbia atajada.

El gol de Chávez, 120 segundos más tarde, no solo sirvió para ratificar su gran partido y el buen presente de Boca sino además para redondear un 4-1 inobjetable.

Fuente: Télam.

@lostribuneros