Rarezas de Italia 90

29
1990, Italy --- Jurgen Klinsmann, of Germany, prepares to kick the ball during a 1990 World Cup match against Czechoslovakia. --- Image by © Jean-Yves Ruszniewski/TempSport/Corbis

Holanda y Alemania juntos en la eliminatoria

Las malas actuaciones de Holanda, con ausencias en el 82 y 86, produjeron que en la eliminatoria europea para Italia 90 fuera encuadrada junto con el subcampeón Alemania Federal, además de Gales y Finlandia. Ambos se vieron en las semifinales de la Eurocopa germana, que Holanda ganó y luego fue campeona. Y en sus enfrentamientos empataron, 0-0 en Munich y 1-1 en Amsterdam. Luego vencieron a sus rivales y fue la naranja quien ganó el Grupo 4, y los alemanes fueron segundos pero se clasificaron por ser uno de los mejores en esa posición. Después, serían campeones del mundo ante Argentina.

La última de Alemania Oriental

Europa estaba cambiando radicalmente a fines de los 80, con la destrucción del muro de Berlín como uno de sus hechos significativos, lo que produjo a su vez la reunificación alemana. Por eso, Alemania Oriental jugó su última eliminatoria, quedando afuera con la URSS y Austria.

El escándalo Brasil-Chile del 89

En el Grupo 3 de Sudamérica, Brasil debía jugarse su pasaje con Chile y Venezuela. Ambos superaron a los venezolanos con facilidad y se enfrentaron en Santiago, donde hubo un partido muy ffriccionado con dos expulsados, mala conducta del público local y un 1-1. La revancha era el 3 de septiembre en el Maracaná, donde Brasil con un empate pasaba. Tras ponerse arriba con tanto de Careca, a los 67 minutos, el arquero chileno Roberto Rojas fue alcanzado por una bengala arrojada desde la tribuna, y simuló un corte profundo en la cabeza, que luego confesó que se lo hizo él mismo con una hoja de afeitar en su guante, con la complicidad de compañeros, el técnico Orlando Aravena y el médico Daniel Rodríguez. Los trasandinos abandonaron el campo alegando inseguridad para seguir jugando, pero tras revisar las imágenes de lo sucedido, la verdad saltó a la luz. Y eso les valió que la FIFA se descargara con todo su peso: partido ganado a los brasileños y clasificación, ssuspensión de por vida a Rojas, a Aravena, a Rodríguez, al subcapitán Fernando Astengo  y al presidente de la Federación Sergio Stoppel. Y, sobre todo, la prohibición a la roja para disputar el Mundial siguiente, en Estados Unidos 1994.

México también escandaloso

Sin tanto impacto como lo de Brasil-Chile, igualmente negro fue lo que sucedió con México. La selección Sub 20 azteca participó en el torneo clasificatorio para el Mundial de Arabia Saudita. Dos periodistas descubrieron que cuatro futbolistas del equipo tenían edad mayor a la permitida, se abrió una investigación interna y al enterarse, la CONCACAF decidió descalificar a México del Mundial Sub 20. Pero la FIFA fue más allá y sancionó al país prohibiéndole jugar cualquier competencia internacional por dos años, entre ella los Juegos Olímpicos de Seúl, para la que México había entrado, y las eliminatorias para el Mundial de Italia. El episodio fue conocido como “los cachirules” y arrastró suspensiones a directivos y cuerpo técnico de la selección juvenil.

Un argentino en Singapur

Fue el árbitro Carlos Espósito, que había dirigido en México 86 y fue uno de los elegidos por la FIFA para el hexagonal final de Asia, que se disputó en Singapur, junto a otros destacados jueces. Espósito actuó en China 2-Arabia Saudita 1 y Corea del Sur 2-Arabia Saudita 0.

La segunda mano de Dios

Diego Maradona tuvo una segunda polémica en los Mundiales en Italia. Tras la “mano de Dios” ante Inglaterra en México 86, en el segundo partido de Argentina, contra la Unión Soviética, tras un tiro de esquina posterior a la lesión de Nery Pumpido, Diego bajó la pelota con la mano en el área y rechazó. El árbitro sueco Erik Fredriksson no cobró nada, y luego la Selección ganó 2-0 un encuentro decisivo para pasar a octavos de final.

Mano de Dios rusa

Otro clamoroso error arbitral lo hizo el uruguayo Juan Daniel Cardellino en Rumania-URSS, y otra vez los soviéticos fueron perjudicados. Con el partido 1-0 para los rumanos, a los 9 minutos del segundo tiempo el zaguero Khidiatullin cortó un avance peligroso con mano grosera un metro antes del área. Cardellino sin embargo sancionó penal y Marius Lacatus marcó su segundo tanto y el 2-0 final. El juez fue suspendido por la FIFA.

Leyendas camerunesas

Thomas N´Kono y Roger Milla ya estaban veteranos para el fútbol, pero a último momento y por clamor popular fueron incluidos por el técnico soviético de Camerún, Valeri Nepomniachi, para el Mundial. N´Kono, figura en España 82, atajó con 33 años, y Milla, que actuaba en el Saint Pierroise de la isla Reunión, con 38 marcó cuatro goles, y entre ambos llevaron al país a una de las dos mejores tareas de África en una Copa del Mundo, a los cuartos de final.

Costa Rica vestido de Juventus

En su segundo compromiso ante Brasil, la debutante Costa Rica salió con una camiseta blanca y negra a bastones, en lugar de su tradicional roja. El cambio tuvo varios motivos. Por un lado, la Federación costarricense homenajeó al desaparecido club tico Libertad, que la usaba. Por otro, el técnico, el famoso serbio Bora Milutinovic, era simpatizante de la Juventus de Italia y el encuentro era en el Stadio Delle Alpi, la cancha de la Vecchia Signora por entonces, reemplazado luego por el actual Juventus Stadium. Por lo que el ex San Lorenzo quiso usarla de cábala, y aunque allí perdió 1-0, en su último de la primera fase volvió a vestirla y venció 2-1 a Suecia y alcanzó un histórico lugar en octavos de final.

Emiratos Arabes, Deportivo Mubarak

Emiratos Arabes Unidos fue una curiosidad en Italia 90. Había llegado por primera vez empatando cuatro de sus cinco partidos en el hexagonal final de Asia. Y entre sus 22 futbolistas, había seis de apellido Mubarak. Eran ellos Khaled Mubarak (defensor), Ghanim Mubarak (defensor), Fahad Mubarak (mediocampista), Khamis Mubarak (delantero), Nasser Mubarak (mediocampista) y Mahmoud Mubarak. A ellos se agregaban los mellizos Eissa e Ibrahim Abdulrahman, marcadores de punta, los Abdullah (Fahad, Moosah y Mohamed) y los Mohammed, Yousuf y Abdulkader. Fácil para relatores…

Un 0 km para el goleador

En el temido encuentro ante Alemania, Emiratos perdió 5 a 1. Pero el autor del único gol, Khamis Ismail Mubarak, tuvo su recompensa. No sólo fue el primer emiratí en marcar en los Mundiales, sino que de premio recibió un automóvil cero kilómetro.

Holanda e Irlanda, empate con pacto

El Grupo F fue sin duda el más flojo, con siete goles en seis partidos y todos empatados  antes de la última fecha. Mientras Inglaterra batía a Egipto, Holanda e Irlanda igualaron 1 a 1, con lo que se clasificaban. Entonces, en los últimos 15 minutos, y en episodio similar a Alemania-Austria del 82, decidieron no arriesgar, tocar la pelota para atrás o para los costados y pactar el empate. El resultado les dio el pase, pero al quedar igualados en todo debieron ir a sorteo para ver quién era segundo y quién tercero. Irlanda fue segundo y Holanda tercero, por lo que por especular debió verse en octavos de final con Alemania, con quien finalmente perdió.

El increíble error de Higuita ante Camerún

En octavos, Colombia iba perdiendo en el alargue con Camerún, con gol de Roger Milla. A los 110 minutos, un largo despeje africano fue a campo colombiano y José Higuita, el arquero cafetero, adelantado, quiso salir jugando con el central Luis Carlos Perea. Éste le devolvió la pelota, Higuita demoró y Milla le robó el balón, se fue hasta el arco solo y definió para el segundo gol. Así Camerún derrotó al once de Francisco Maturana y fue a los cuartos de final.

Michel criticado por derrota con Yugoslavia

En esa instancia, España iba 1-1 con yugoslavia a tiempo extra. A los dos minutos de la prórroga, el talentoso balcánico Dragan Stojkovic ejecutó un tiro libre. Otro talento, el madridista Michel, que estaba en la barrera, hizo el gesto de bajar la cabeza para que la pelota no le pegase. El remate de Stojkovic pasó por ese hueco y fue el gol del triunfo por 2 a 1. Michel fue duramente criticado por la prensa por la acción.

El gol viciado de Italia con Argentina

Italia tuvo un poco de ayuda en su famosa semifinal con Argentina en Nápoles. A los 18 minutos, Salvatore Schillaci marcó el primer gol. En la jugada previa, “totó” bajó el balón con la mano, y luego, cuando  Vialli remató y Goycochea dio rebote, Schillaci estaba en offside, pero el gol fue validado por el francés Michel Vautrot.

El increíble gol de Italia ante Inglaterra

Por el tercer puesto entre Italia e Inglaterra, a los 70 minutos el arquero inglés Peter Shilton se dispuso a sacar de su arco. Adelantó con la mano la pelota para luego pegarle, pero antes llegó Roberto Baggio, se la robó allí dentro del área, y tras un amague remató marcando el primer gol italiano, que luego ganaría 2-1.

Las dos primeras rojas en una final

Los argentinos Pedro Monzón y Gustavo Dezotti fueron expulsados en la final con Alemania. Así se convirtieron en los dos primeros en serlo en una final.

La tardecita de Codesal

El árbitro mexicano Edgardo Codesal, uruguayo de nacimiento, hijo del también juez mundialista José MaríaCodesal, tuvo una tarde para el olvido en la famosa final en el Olímpico de Roma. No sólo cobró el penal de Sensini a Voeller que le dio el título a Alemania. En el arranque del segundo tiempo, hubo un foul de Goycochea a Augenthaler en el área argentina que ignoró. Y promediando el complemento, Gabriel Calderón fue derribado por Lothar Matthaus en el área alemana. Pero Codesal dijo otra vez que no.

Los enredos de Argentina

De todo le pasó a la Selección en su camino a la final. La derrota con Camerún, los cinco cambios contra la URSS, allí la fractura de Pumpido y su reemplazo por Goycochea. Varios jugadores no estaban bien físicamente, incluido Maradona, con molestias en las piernas. Contra Brasil se salvó varias veces de milagro y ganó, yendo a jugar con Yugoslavia, donde le anularon un gol sobre el minuto 120 por supuesta mano de Caniggia. En la semifinal con Italia empezó perdiendo con ese gol ilícito, empató pero luego se quedó con diez y pudo vencer en los penales. Sin embargo, el triunfo le salió caro porque cuatro jugadores no actuaron en la final por suspensión, tanto por acumulación de amonestaciones como por expulsión. Aún así, estuvieron a cinco minutos del alargue con un equipo alemán muy superior, que los venció con ese penal dudoso. Se caía de maduro que la gente los recibiría con todo, y así fue cuando llegaron a Buenos Aires y fueron vivados en su presentación en el balcón de la Casa Rosada.

La bronca de Menem

Todo el país tiró dardos contra Codesal por el penal de la final. Entre ellos el mismísimo presidente Carlos Saúl Menem, que, aludiendo a la profesión de ginecólogo del árbitro, acotó: “Que se dedique a curar”.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros