Manchester United pasó vergüenza y fue eliminado de la Champions

78

Sevilla a pura garra y corazón enmudeció Old Trafford al superar al Manchester United por 2-1. Montella puso en la cancha al francés Ben Yadder y este le pagó con dos goles seguidos. Los ingleses quedaron afuera de la Champions League en octavos de final.

El multimillonario equipo de José Mourinho, Manchester United, se quedó en octavos de final de la Champions League tras ser sorpresivamente derrotado en pleno Old Trafford. Su verdugo fue el Sevilla de España.

Plagado de estrellas. Nadan en dinero. Nada le faltaría al Manchester United para estar peleando en todos los frentes y saliendo airoso. Sin embargo, el dinero no lo es todo; habían empatado fuera de casa sin goles y debían rematar en Old Trafford a un Sevilla que maneja un presupuesto ínfimo al lado del equipo de la ciudad de Trafford.

Sólido, cerrado, atrevido, oportunista, fue el equipo de Sevilla, que sabía que debía ganar o empatar con goles para lograr la hazaña. Sergio Rico estaba con todas las antenas y sacó pelotas importantes, impidiendo que el Manchester rompa el cero.

El equipo del “Mou” fue dueño del balón y empujaba en busca del gol, pero se encontró con una defensa muy bien parada y con unos rivales inspirados que sacaban partido de sus errores y, que, además, sacaba remates de todas partes.

En la complementaria el Sevilla, dirigido por el italiano Vincenzo Montella, fue tomando confianza y comenzó a jugarle golpe a golpe a su rivales. Es decir que por cada ataque del Manchester, ellos le iban con todo a David De Gea.

Joaquín Correa, hombre de origen argentino, junto al colombiano Luis Muriel, se encargaron de darle trabajo a sus adversarios, sin embargo, el éxito del equipo español estuvo gracias al acierto del entrenador Montella, quien puso en la cancha al francés a Wissan Ben Yadder en lugar de Muriel, logrando la contundencia y eficacia que precisaban.

Paul Pogbá había estado en el banco de suplentes hasta que en el minuto 60, Mourinho decidió mandarlo a la cancha en lugar de Fellaini, para ver si lograban el gol de la clasificación.

Una pelota intrascendente producto de un lateral cambió el rumbo del juego. Salida rápida, pelota jugada por centro de la cancha, pelotazo puesto entre los zagueros y la calidad de Ben Yadder para cubrir la pelota y sacar en remate esquinado que dejó sin asunto a De Gea.

Este gol fue tremendo esto los ingleses, quienes debían ahora empatar y darlo vuelta porque el empate los eliminaba. Para peor, iban 74′, es decir, que debían apretar el acelerador para darlo vuelta en 26′ reglamentarios que restaban.

Old Trafford estaba en silencio y no entendía lo que pasaba. Los jugadores estaban tratando de recuperarse emocionalmente para buscar el empate.

“Mou” mandó al campo dos cambios ultra ofensivos; Mata entró en lugar del defensor ecuatoriano Antonio Valencia y al francés Martial por Lingard, como manotazo de ahogado porque estaban abajo 1-0.

De poco sirvió el movimiento de Mourinho porque una jugada fortuita, un minuto después, liquidó la brega.

Córner tirado al primer palo para que un solitario Correa la cabecee, éste no la pudo calzar pero la peinó. Los centrales del Manchester no sabían como actuar, De Gea se sorprendió porque Ben Yadder cabeceó. El español logró manotear el balón pero con tanta mala suerte que le entró al arco, más allá de lo sacó, pero estaba detrás de la línea y el colaborador apostado en ese sector no dudó en indicarle al árbitro que había sido gol. Este lo oficializó.

Faltaban seis minutos para terminar la brega y Romelo Lukaku descontó para el Diablo Rojo, pero debían anotar dos goles más ante un rival superior.

Sevilla se metió en cuartos de final de la UEFA Champions League.

@lostribuneros