LOS URUGUAYOS NOS SIGUEN DICTANDO CÁTEDRA

    Tras la fractura del ídolo de Peñarol, el veterano Antonio “Tony” Pacheco, aquel jugador que hace años tuvo un paso fugaz por Gimnasia La Plata, los hinchas de Nacional no dudaron en dejar la rivalidad de lado y demostrar su costado humano.

    Antonio Pacheco es una suerte de Riquelme para Peñarol de Uruguay, el “8” que había sido cesante la pasada temporada y por la presión de cientos de miles de hinchas carboneros, lo tuvieron que re-contratar de cara a esta nueva temporada, y en el tan ansiado debut, luego de haberle regalado un gol a los 22′ para que deliren sus fans, llegó la tragedia. Antes que concluya la primera mita el jugador fue a trabar una pelota y, tras chocar con un rival, sufrió una fractura de tibia y peroné.

    Tras la grave lesión del ídolo, al mundo peñarolense se le vino la noche, el Centenario vivía un clima casi de congoja.

    Las redes, por aquellas latitudes, fueron casi colapsadas por mensajes y miles de hinchas de Nacional, eterno rival de Peñarol, se hicieron escuchar al expresar su completa solidaridad con el notable jugador carbonero.

    Esos hinchas que tuvieron el gran gesto de humanidad y solidaridad dejaron en claro que la rivalidad es adentro de la cancha y punto.

    Hace algo más de un año un jugador de Nacional había fallecido en un accidente de tránsito y la hinchada carbonera no dudó en acompañar a sus rivales de toda la vida y apoyar al pueblo tricolor en un momento tan delicado.

    Los “trico” devolvieron la gentileza y, por fin, podemos ver que a Uruguay le gusta vivir en paz y armonía.

    ¿Aprenderemos los argentinos?

    @lostribuneros