De Di Stéfano a Cristiano, una dinastía Real

162

Tras vencer en una dramática definición y en un aún más dramático encuentro final a su archirrival Atlético Madrid, el poderoso Real Madrid consiguió aumentar su reinado en el fútbol de Europa a 11 coronas. Un imperio, una verdadera dinastía, que como cualquier otra comenzó hace muchas décadas y hoy sigue vigente.

El momento más brillante de la dinastía Real fue en las cinco primeras ediciones, cuando la Champions se llamaba Copa de Campeones, era sólo por eliminación directa y con pocos clubes, lejos del montón que hoy la conforman. Ahí el merengue sacó la gran diferencia sobre sus colegas europeos, al influjo del equipazo de Raymond Kopa, Paco Gento y el inolvidable Alfredo Di Stéfano, gran protagonista al marcar en todas esas conquistas. La primera fue al Stade Reims francés, un épico 4-3 tras ir abajo por dos goles en 1956. En el 57 derrotó a la Fiorentina 2-0, pero la más emotiva fue seguramente la del 58, cuando tras ir en desventaja dos veces ante el potente Milan lo dio vuelta 3-2 con gol de Gento en el alargue. En el 59 volvió a batir al Reims 2-0 y en el 60 le endosó tremendo 7-3 al Eintracht Frankfurt alemán, con un show de Alfredo y de Ferenc Puskas. Si no logró la sexta seguida fue porque en el 61, su “primo” Barcelona lo eliminó en la primera ronda. Reapareció cayendo con Eusebio y Benfica 5-3 en 1962 y con el Inter de Helenio Herrera 3-1 en 1964, retomando el éxito en 1966 ante el Partizan yugoslavo 2-1.

Desde allí se abrió una brecha de nada menos que 15 temporadas sin arribar a la final, hasta 1981 cuando el triunfal Liverpool de esos años venció al conjunto de Vicente Del Bosque, su número diez, 1-0 a ocho minutos del cierre. Otro largo lapso pasó hasta que en 1998 y dirigido por el alemán Jupp Heynckes, Real batió a Juventus con gol de Mijatovic y conquistó Europa, ya la Champions League, tras 32 años. El nuevo imperio de la Casa Blanca continuó con Del Bosque de técnico y Raúl como estrella en 2000, derrotando 3-0 al Valencia de Héctor Cúper, y en 2002, con un golazo de Zidane para ganarle al Bayer Leverkusen 2 a 1. Nuevamente pasaron muchos años, exactamente 12, hasta el décimo título ante su vencido de hoy en 2014 en Lisboa, bajo el mando de Carlo Ancelotti y con Angel Di María y Cristiano Ronaldo como figuras, con el agónico gol de Sergio Ramos y el 4-1 del alargue. Y lo que no pudo en 2015, cuando la Juventus de Carlos Tévez lo dejó afuera en semifinales, lo concretó esta noche con los tiros desde el punto del penal por primera vez en su historia. Como sea, con grandes nombres, mucho dinero, fama y prestigio, la Casa Blanca sigue siendo la reina del fútbol de Europa.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros