BOCA FUE BAILADO EN CÓRDOBA POR EL PIRATA

    29

    El equipo de la ribera vuelve a hacer agua en el Torneo Inicial, luego de caer por 3-1 ante Belgrano en un empapado estadio Mario Kempes. Boca ganaba el partido pero el pirata reaccionó y se lo llevó por delante. Cellay dejó al xeneize con 10 por doble amonestación.

    Los piratas cordobeses supieron donde pegar y cuando tuvieron la oportunidad lo hicieron, ese fue el gran secreto del contundente triunfo por 3-1 de Belgrano sobre Boca. Los xeneizes se habían puesto en ventaja apenas a los 4’, cuando el uruguayo Santiago Silva mandó el balón al fondo de las piolas, tras ganarle un mano a mano al experimentado arquero Juan Carlos Olave.

    Zielinski, entrenador de Belgrano, supo como plantear el equipo y los arengó para que vayan a buscar el partido, según lo habían planificado durante la semana.

    Boca ganaba 1-0 y sabía sacar réditos del sector izquierdo, donde Ervitti y Sánchez Miño se mostraban totalmente productivos. El “Pochi” Chávez, por su parte, era la antítesis de los compañeros antes mencionados y no funcionó en su rol de volante creativo.

    El equipo de Falcioni era superior y tuvo varias chances de aumentar cifras, pero en el fútbol desperdiciar oportunidades es considerado pecado, por eso, el elenco pirata supo aprovecharse de ello.

    Sergio Rodríguez puso el equilibrio en el marcador a los 22’, luego de aprovechar una pelota proveniente de un tiro libre rematado por Velázquez.

    Tras el empate, ambos equipos cuidaron sus zonas defensivas y prácticamente se desligaron del ataque.

    Para la complementaria, fue Belgrano quien entró decidido a llevarse los tres puntos, y sabedor de que era posible, entraron al campo y antes del minuto se pusieron 2-1, luego de una verdadera patriada de Aquino, quien como un tractor arrastró a los zagueros xeneizes, remató, Orión le tapó el tiro, pero el guaraní supo aprovecharlo y de cabeza la mandó adentro del arco.

    Con el 2-1 el equipo pirata estaba tranquilo, tirándole la responsabilidad al equipo porteño, a quien no le quedó otra que ir en pos de empate.

    Cellay tontamente se hizo expulsar por doble amonestación a los 24’, dejando a Boca con 10 elementos. Inmediatamente después de la roja, el equipo celeste le llegó a Boca mediante Melano, quien habilitó a Farré y éste no dudo en sacar un remate que terminó en gol: 3-1.

    El partido estaba liquidado y Boca procuró descontar, el “tanque” Silva tuvo su chance pero la malogró.

    Los xeneizes siguen su caída en picada y Falcioni tendrá una semana bastante pesada. El pirata cordobés, por su parte, se acopla al pelotón principal.

    @lostribuneros