Sufrió pero acabó goleando el Lobo de ‘Maradó’

0
87

Primera victoria de Gimnasia en el torneo; goleada por 4-2 en Mendoza sobre Godoy Cruz; 2-0 ganaba el Lobo y Brunetta se mandó un doblete; dos expulsados en el bodeguero; Víctor Ayala hizo dos de tiro libre.

Por fin. Qué sofoco. Tremendo. No hay palabras para calificar lo que fue la victoria de Gimnasia y Esgrima sobre Godoy Cruz en la ciudad de Mendoza.

Cuatro goles hizo el equipo de Diego Armando Maradona, pero no fue color de rosas ni por asombro; 2-0 se imponían y demostraban que estaban para la goleada, sin embargo, la defensa les jugó una fea mala pasada y vivieron momentos de muchísima angustia rayana a la depresión.

Desde el vestuario vino el primer gol; Lucas Contín sacó un sablazo desde el borde del área la estampó contra un costado del palo y se le metió a Mehring. Iba un minuto de juego.

Jugaba más tranquilo Gimnasia con la ventaja a favor. De la mitad de la cancha hacia adelante era una cosa, pero la defensa es lo más angustiante que tiene el equipo.

Tiro libre peligroso a falta de un minuto para el cierre, remate del paraguayo Víctor Ayala y pelota que acabó en el ángulo derecho de Mehring: 2-0.

La euforia se adueñó del banco del Lobo y Diego Maradona se dio un emocionante abrazo con el guaraní.

Pero, hubo una dura transición de la euforia a la angustia; Juan Brunetta al minuto nomás descontaba e iban al descanso con el peor de los resultados: 2-1.

Las imprecisiones defensivas de Gimnasia se convirtieron en cada vez más notorias, y las diferencias con el ataque se notaban; roja para el defensor Joaquín Varela por doble amarilla en el minuto 51 y superioridad numérica para los triperos.

Sin embargo, el enemigo de Gimnasia no son los atacantes rivales sino sus defensores. Quisieron salir desde el fondo jugando, pero el Tomba presionó y obligó a que cometan un imperdonable error, allí la pelota cayó en los pies de un endiablado Brunetta que sin problemas sacó un remate que pasó por debajo del pie de un defensor que salió a hacer cualquier cosa menos a cerrar, y de ahí vino el 2-2 y su segundo gol hasta ese instante.

La cara de Maradona era elocuente. Molesto estaba el Diego, pero aún así arengó a su oncena. Puso en la cancha a Matías Gómez por Comba y sacó a Paradela por Miranda.

Gimnasia con uno más en la cancha trató de apretar las clavijas y de salir en busca de un gol que los haga, por fin, salir triunfantes.

La suerte esta vez no les fue esquiva y no los castigó, entonces, en el minuto 81 el otro central, el paraguayo Miguel Jacquet vió la segunda amarilla y dejó al Tomba con nueve en la cancha.

Aprovechando los dos hombres de más vino la goleada; tiro libre de nuevo de Ayala cambiado por gol, y pelota filtrada a un Matías García que entró a todo vapor desde el medio, que llegó al área y que mediante un enganche engañó a todos y sentenció: 4-2.

Primera victoria del Lobo en lo que va del torneo y dejaron a su rival de turno en el fondo, mientras que ellos van en la penúltima ubicación con cuatro puntos.

Gimnasia sigue último en la zona del descenso, sin embargo, esta victoria podría ser un gran acicate para próximos encuentros.

@lostribuneros

No hay comentarios