Luis Suárez, el orgullo de 3,5 millones de uruguayos

Luis Suárez no pudo contener la emoción a la hora de expresar sus primeras palabras como nueva Bota de Oro. Con la voz quebrada, el uruguayo dedicó el trofeo a su familia presente en la gala.

Luego le llegó el turno a sus compañeros del Barça: “Gracias al Barcelona, a los que me dieron la oportunidad de estar aquí, cumplir un sueño y cumplir los objetivos. Gracias a mis compañeros que son partícipes de todos los goles y de todos los logros. Es más de ellos que mío”, sostuvo el ariete uruguayo. “No aspiraba en ningún momento a ser goleador aquí, solamente ser campeón, ganar la Champions, algo que ya he logrado”, añadió el atacante.

Segunda Bota de Oro

El mismo trofeo, Suárez ya lo había ganado jugando en Inglaterra. “Sé el valor que tiene haberlo hecho en el Liverpool en un año que peleamos la Premier. Tengo unos compañeros magníficos que lo hacen fácil, pero también tengo yo mi mérito porque hacerlos no es fácil”, dijo más distendido, haciendo un guiño a sus compañeros presentes durante la gala.

“Estoy en el mejor equipo del mundo con los mejores jugadores. Si te planteas un objetivo lo puedes conseguir pero primero es el objetivo grupal que es ganar los títulos. Después si hay títulos individuales mejor. Pero si no lo gano yo que sea Leo o Neymar”, entendió, haciendo referencia a sus compañeros Sudamericanos en el ataque del equipo catalán, acaso el más temible de Europa.

El charrúa también valoró el buen ambiente que se vive en el vestuario. “Hay veces que fallo el más fácil y marco el más difícil. Mis compañeros se ríen por ello”, comentó.

Suárez recordó su pasado en el Holanda, indicando que, “en el Ajax fueron inicios, conocí el fútbol europeo y fue una etapa en la que tuve suerte porque hice muchos goles. Eso me dio la oportunidad de ir a Liverpool. Marqué muchos goles pero no pude ganar la Premier con el equipo que era un sueño. Luego llegó el Barcelona, donde tener a estos jugadores alrededor te hace todo mucho más fácil”, alabó.

Luis tiene aún mucho que dar por el ímpetu que muestra dentro de la cancha, y prefiere todavía no pensar mucho de la hora del retiro. “Es precipitado decir que acabe mi carrera aquí. Tienes la exigencia de estar al máximo nivel en toda tu carrera… todavía no pienso en esto”.

Finalmente habló de su gol preferido de los 40 que ha marcado para lograr el trofeo. “Me quedo con los dos que marqué en el Santiago Bernabéu”, sentenció

Fuente: marca.com

Edición: CONMEBOL.com

@lostribuneros