Casi campeones italianos…

Otra vez la Juventus debió sufrir para terminar airosa y con el “hepta” casi facturado. Tras un gran partido, de nuevo, del colombiano Juan Cuadrado, los cebras vencieron de atrás a Bologna, en Turín, y el título está servido.

Fue por la jornada 36 y ahora precisan de la mano de su rival de todas las horas Torino, quién visitará a Nápoli, para levantar el trofeo en la sede.

Todo comenzó con un gol de Simone Verdi al minuto 30, de tiro penal. En el complemento, un gol en contra de Di Maio, emparejaba el marcador y volvían las esperanzas al Allianz Juventus. Samy Khedira lo dio vuelta y el cordobés Paulo Dybala puso cereza en el postre.

Juventus alcanzó los 91 puntos, mientras que Nápoli, clasificado hace largo tiempo a la Champions, tiene 84 y deberá ganarle al Torino para postergarle la fiesta a su rival, al menos, una semana más.

@lostribuneros