YO SOY DE NACIONAL, NAH YO DE PEÑAROL, Y YO DE HURACÁN BUCEO

    90

    En la década del ’90 muchos sufríamos las consecuencias del famoso “Fútbol Codificado”, donde la había que pagar unos cuantos dólares para disfrutar de algo tan lindo, tan atrapante y hermoso como el fútbol.

    Argentina es un país futbolero por excelencia y que nos dejen sin fútbol puede generarnos un “síndrome de abstinencia” tremendo.

    Para la década del menemismo, quien favoreció a las grandes corporaciones y poco le importó el sentir popular, ahogando a la Argentina en un liberalismo y capitalismo atroz, donde la gente, el “laburante” no podía disfrutar de un partido de fútbol.

    Quienes amamos al deporte más lindo del mundo sufríamos, quienes peleábamos el mango en una economía cruel, dolarizada, donde la plata escaseaba y a ella tenían acceso algunos, nomás, la pasábamos mal, deseando disfrutar, como disfrutamos hoy, de un partido de fútbol.

    Era tanta la desesperación por mirar fútbol que por el sistema básico de cable, lo que a gatas algunos podíamos pagar, nos conformábamos con mirar fútbol de donde sea, si era de Liberia o si era de Uzbekistán nos daba lo mismo.

    Por suerte, nos tocaba mirar fútbol de aquí cerca, de acá nomás, era el fútbol de nuestros hermanos uruguayos.

    No nos perdíamos un partido de aquel campeonato de 1997, por ejemplo, donde domingo a domingo nos dividíamos entre hinchas de Nacional, Peñarol o Bella Vista.

    Era tanta la devoción por el fútbol y la necesidad de mirarlo, de vivirlo, de participar, que entre nosotros estábamos divididos: Unos era de Nacional, otros de Peñarol, uno de nuestros amigos, un pibe de 14 años se hizo fanático de Bella Vista (hoy está con 29 años y lo sigue siendo), otro que es de Independiente era de Rentistas y la gran mayoría de “bosteros” eran de Peñarol.

    Para Nacional tiraban los de River y San Lorenzo, mientras que para Rentistas lo hacían los de Independiente y Argentinos Jrs.

    Una vez vimos el “Clásico del Prado” entre Montevideo Wanderers y River Plate en la cancha del “Darsenero”.

    La gente a Defensor Sporting le decía “Defensores” porque lo confundían con Defensores de Belgrano.

    Ahora hay “Fútbol para Todos” y podemos disfrutar de nuestros equipos, pero que a los uruguayos los queremos: no hay dudas.

    @Lostribuneros