Todo Sudáfrica felicita al Mamelodi

En los años inmediatamente posteriores a la readmisión de Sudáfrica en la FIFA, el país obtuvo un éxito considerable. El Orlando Pirates ganó la Copa de Campeones de África –precursora de la Liga de Campeones de l CAF– en 1995 y, un año después, los Bafana Bafana se proclamaron campeones continentales tras vencer a Túnez por 2-0 en la final disputada en Johannesburgo.

Desde entonces, no obstante, los triunfos futbolísticos del país más meridional de África han sido escasos y aislados. Y aunque en 2010 organizó con gran éxito una histórica Copa Mundial de la FIFA™, sus aficionados querían más.

Su larga espera concluyó cuando el vigente campeón de la liga sudafricana, el Mamelodi Sundowns, trajo un segundo título continental a su país tras vencer al gran Zamalek egipcio por un global de 3-1.  En la ida de la final, los tantos de Anthony Laffor y Tebogo Langerman, junto al autogol de Islam Gamal, dieron un convincente triunfo por 3-0 a los Brasileños, como llaman al Sundowns sus aficionados. Y aunque el Zamalek logró salvar el honor imponiéndose por 1-0 en la vuelta, no fue suficiente para tumbar al conjunto sudafricano.

El triunfo no sólo supondrá una importante recompensa económica para los jugadores del Sundowns, tras anunciar el propietario del club, el magnate minero Patrice Motsepe, que podían quedarse con los 1,5 millones de dólares destinados al ganador de la competición. Además, se han asegurado un puesto en el candelero, al haberse clasificado para la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2016 en diciembre.

Dado que el único otro triunfo del país en la competición se produjo en 1995 –cinco años antes del primer Mundial de Clubes–, el Sundowns será el primer equipo sudafricano en disputar esta cita mundial.

Sudafricanos de todos los ámbitos sociales celebraron la victoria del Sundowns, y el presidente Jacob Zuma fue uno de los primeros en felicitar al equipo: “Se trata ciertamente de un momento glorioso para Sudáfrica; y queremos felicitar a los jugadores, el cuerpo técnico y todos los directivos del Mamelodi Sundowns por representarnos magníficamente en este campeonato continental tan difícil históricamente, y por haber dado otro título a Sudáfrica”.

“Estamos sumamente orgullosos del Sundowns por este extraordinario logro, y creemos firmemente que esta excelente actuación aupará a Sudáfrica a niveles superiores en la hermandad del fútbol internacional”, subrayó el presidente de la nación.

Al igual que el triunfo en la Copa Africana de Naciones 1996 no lo celebró solamente la comunidad futbolística, el Sundowns recibió elogios de un amplio abanico de deportistas y técnicos.

“El domingo por la noche veníamos de vuelta de Kimberley, así que no pude ver el partido. Fue muy angustioso tener que seguirlo por Twitter todo el rato… Básicamente, estoy muy contento por toda la gente del club, por Pitso [Mosimane] y su cuerpo técnico. ¡Enhorabuena a todos! Teníamos al Orlando Pirates que lo ganó hace mucho, así que ya era hora de que el trofeo regresase al país”, señaló Geoff Toyana, entrenador del equipo de críquet del Highveld Lions.

El reto de Japón 2016

El Presidente de la Federación Sudafricana de Fútbol, Danny Jordaan, está convencido de que los Brasileños representarán dignamente al continente en Japón: “Esta victoria servirá de mucho al fútbol sudafricano, y ayudará a construir una selección competitiva en los Bafana Bafana. Sudáfrica vuelve a pisar fuerte en el continente africano. ¡Bien hecho! Quiero desear al Sundowns todo lo mejor en su próxima misión. Estoy seguro de que estará a la altura del desafío”.

Y Mosimane ya saborea ese reto… Tras la final, el técnico del Sundowns hizo una promesa sobre su estilo, con una excepción: “Nunca aparcamos el autobús ante la portería contraria. Visitamos al ES Setif argelino y en ningún momento lo hicimos. ¿Por qué deberíamos hacerlo ahora? Nosotros no ponemos el autobús… ¡jugamos! Tal vez si nos clasificásemos y jugásemos contra el Real Madrid algún día –porque se trata de un sueño–, entonces tal vez pongamos el autobús, pero no ahora”.

El sorteo emparejó al Sundowns contra el ganador de la eliminatoria previa entre el representante del país anfitrión y el Auckland City, y posteriormente se mediría al Atlético Nacional. En caso de ganar esos dos encuentros, habría opciones de jugar una final contra el Real Madrid.

El ex internacional congoleño Christopher Bongo, analista de fútbol residente en Sudáfrica, puso de relieve la importancia de la victoria del Sundowns para aumentar la fe en sí mismo del fútbol sudafricano.

“Desde 2013 venimos observando una progresión constante”, señaló Bongo. “Únicamente en 2015 no hubo ningún equipo sudafricano en las fases de grupos de las dos competiciones [Liga de Campeones y Copa Confederación de la CAF]. El Orlando Pirates estuvo en la final de la Liga de Campeones en 2013. Un año después, jugó la final de la Copa Confederación. Y ahora, en 2016, tenemos al Sundowns que ha acabado ganando la Liga de Campeones”.

“Sudáfrica puede pasar ahora a dominar las competiciones africanas de clubes. Tiene una liga bien organizada, y sus clubes juegan partidos oficiales una semana sí y otra también. Esto viene a demostrar lo que pueden conseguir si se toman en serio el jugar en África. Tienen que aceptar que el continente forma parte de su esencia. No se trata de ellos contra nosotros. Si aceptan eso, lo demás debería ser sencillo”, concluyó.

Fuente: FIFA.com

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros