Rarezas de España 82

El Salvador clasificado con dos goles

El Salvador fue junto a Honduras el representante de la CONCACAF en el Mundial de españa. Para meterse por segunda vez en la Copa, marcó en el hexagonal final sólo dos goles en cinco partidos: 1-0 a México, por Hever Hernández a los 81 minutos, y otro 1-0 a Haití, por Norberto Huezo en el primer tiempo. Pero sólo sufrió uno, cuando Canadá lo venció también por la mínima. No pudo con Cuba y con los hondureños, ambos 0-0, pero así le alcanzó para clasificarse.

Los mil enredos salvadoreños

Pero al conjunto cuscatleco no le salió barata la hazaña. Padeció mil y una penurias antes y durante su estadía en el Mundial. Dos jugadores fueron bajados de la lista por la Federación por cuestión de economía, así que sólo fueron 20. Hubo lío por los premios de la clasificación, el DT Rodríguez Lindo no pudo viajar para ver a los rivales, las camisetas llegaron tarde, las azules titulares desaparecieron, igual que las pelotas de entrenamiento. El Salvador tuvo un viaje larguísimo a España, llegó sólo tres días antes de su debut con Hungría, no pudo descansar bien por el cambio de horario y y en consecuencia, fue barrido por Hungría, como se explica más abajo.

Nueva Zelanda entró por la ventana

La clasificación de Nueva Zelanda para su primer Mundial fue increíble. Y en cierto modo rara. En la última jornada del cuadrangular final de Asia y Oceanía, con Kuwait ya adentro de España 82, los Kiwis debían ganarle a Arabia Saudita por cinco goles de diferencia para forzar un desempate con china. No habían podido con los sauditas en Auckland (2-2), y se la jugaron en Riyadh. Pero los cinco goles llegaron, todos en el primer tiempo, fueron al playoff con los chinos, el 10 de enero de 1982 en Singapur, y al vencer 2-1, se metieron en el primero de sus dos Mundiales.

Rosario de errores arbitrales

La actuación de los árbitros, entonces de negro, en el Mundial fue muy mala. El zaguero brasileño Luizinho cometió mano ante la URSS, pero el español Lamo Castillo la dejó pasar y Brasil ganó. Al gran camerunés Roger Milla le anularon mal un gol ante Perú en el 0-0. El juez ghanés Dwomoh cobró un penal inexistente para Checoslovaquia, mientras el soviético Stupar invalidó el de Francia a Kuwait por el jeque. España recibió un penal por falta a Alonso metros antes del área, y así venció a Yugoslavia. Jorge Olguín le dio un codazo al salvadoreño Huezo pero el boliviano Barrancos no sancionó, en cambio le dio penal a Argentina por foul a Calderón afuera. Contra Italia, Maradona fue marcado con ilícito por Claudio Gentile, ante la pasividad del rumano Rainea. Y qué decir de la entrada durísima del arquero alemán Schumacher sobre el francés Battiston: ni penal, ni roja, sólo el pobre defensor que iba a buscar un pase hospitalizado.

El arreglo Alemania-Austria

Alemania Federal y Austria habían dado la nota por un gran partido en el 78. En España en cambio la dieron por lo turbio. Por la última fecha del Grupo II, el 24 de junio Argelia había derrotado a Chile y tenía grandes chances de pasar. Entonces, el 25 de junio en Gijón, los germanos debían ganar para entrar a la segunda ronda junto con los austríacos, ya clasificados. Hrubesch abrió el marcador a los 10 minutos y ambos tuvieron ocasiones, pero a partir de la media hora empezaron a no jugar, tirar la pelota afuera a propósito, los jugadores se hablaban entre sí para arreglar el marcador. Así fue hasta el cierre, el público de Gijón los silbó y abucheó, coreó por Argelia y por el Sporting, el club local, y hasta cantó irónicamente “que se besen, que se besen”. Los 22 valientes no hicieron caso y los argelinos, de excelente actuación, quedaron afuera de la forma más lamentable. Desde entonces, la FIFA decidió que los partidos de grupo de la última fecha se jugaran al mismo tiempo.

Vea el arreglo:

Estafa en el molinón
www.youtube.com
Detalles sobre el apaño entre los alemanes y austríacos en un partido de copa del mundo. La gran dagnificada Argelia y los 40000 aficionados que presenciaron el …

Hungría, el equipo 10

Hungría produjo el 15 de junio en Elche la mayor goleada hasta hoy de la Copa, al vapulear 10- 1 a El Salvador. El marcador es de nueve goles de diferencia, pero con 10 contra los 9 de Yugoslavia a Zaire en 1974 y de la propia Hungría a Corea del Sur en 1954. En tanto, el delantero Laszlo Kiss fue el primer suplente en marcar tres goles en un mismo encuentro.

El jeque anula un gol a Francia

Fue el otro episodio negro, para algunos cómico. Por el Grupo IV, Francia iba 3-1 sobre Kuwait cuando en una jugada a favor de los galos, se escuchó un silbato de la tribuna del estadio José Zorrilla en Valladolid, los kuwaitíes se quedaron parados y Alain Giresse marcó. Los árabes protestaron, pero quien los ayudó fue el jeque Fahd Al Ahmad, hermano del emir, que bajó de su palco, entró a la cancha y le exigió al árbitro soviético Miroslav Stupar que anulara el gol. Tras casi ocho minutos de interrupción, Stupar decidió sospechosamente invalidar el tanto. Luego Francia volvió a marcar, esta vez por Bossis, y ganó 4-1. Stupar fue suspendido de por vida por la FIFA. ¿El jeque? Falleció en 1990 durante la invasión de Irak a Kuwait.

Vea la farsa:

Mundial 82, estadio José Zorrilla, Francia – Kuwait
www.youtube.com
Rocambolesco episodio sucedido durante el Francia – Kuwait del Mundial 82, en el estadio José Zorrilla de Valladolid.

Blooper con el himno español

El 16 de junio, España debutaba ante Honduras en el estadio Luis Casanova de Valencia, hoy conocido como Mestalla. Antes del inicio, se ejecutaron los himnos como de costumbre. Pero tras el sorteo de arcos, cuando los jugadores tomaban posición para comenzar, volvió a sonar el himno español.

Los líos de España ante Yugoslavia

En su siguiente partido, el local enfrentó a Yugoslavia. Con muchos problemas para generar juego, empezó perdiendo y lo empató con aquel penal inexistente. Encima, el penal primero lo tiró López Ufarte, y Pantelic se lo atajó, pero el danés Sorensen lo hizo repetir por adelantamiento del arquero. López< Ufarte se lo dejó a Juanito, quien marcó el gol. Luego Saura hizo el desnivel y fue el único éxito de una pobre roja, dirigida por el hispano-uruguayo José Santamaría.

Whiteside, el más joven

El 17 de junio en Zaragoza, en el partido con Yugoslavia, el puntero izquierdo de Irlanda del Norte Norman Whiteside se convirtió en el hasta hoy jugador más joven en participar de un Mundial. Whiteside, que había debutado con 16 años en el Manchester United en 1981, tenía 17 años y 41 días, batiendo la marca de Pelé en Suecia 58. Fue internacional con la selección verde hasta 1990, y en 1991, una grave lesión lo obligó a dejar el fútbol con sólo 26 años.

Árbitros exóticos

Con la expansión del fútbol que ideó Joao Havelange, no sólo hubo más países y más plazas para África y Asia. También los árbitros empezaron a llegar de lugares exóticos. Yousef El Ghoul de Libia, Ebrahim Al Doy de Bahrein, Benjamin Dwomoh de Ghana, Rómulo Méndez Molina de Guatemala, Belaid Lacarne de Argelia, Luis Siles de Costa Rica, David Socha de Estados Unidos y hasta uno de Hong Kong, Thompson Chan Tam Sun, fueron algunos de los hombres de negro junto a nuestro Arturo Andrés Ithurralde.

Irlanda: pileta, sol, cerveza y triunfo sobre españa

Risueña fue la preparación de Irlanda del Norte para su último partido ante España. Como se creían eliminados, los británicos se la pasaron un día antes del cotejo en la piscina de su hotel, tomando sol, con sus esposas o novias y bebiendo cerveza. Pero a la hora de jugar, lo hicieron y le ganaron a la roja con gol de su figura Gerry Armstrong.

Relatores complicados con Inglaterra

En Argentina eran los últimos meses de la dictadura, justo cuando se perdían inocentes en la guerra de Malvinas. Como Inglaterra era el enemigo de los gobernantes, éstos dispusieron una censura a todo lo que fuera la nación británica, por ejemplo con la música. La censura llegó al periodismo, ya que Radio Rivadavia recibió y transmitió la orden al relator Juan Carlos Morales de no nombrar a Inglaterra en su partido con Alemania, en la segunda ronda. El excelente marplatense apeló a todos los sinónimos posibles, como “la selección roja” o “la que está jugando con Alemania”. Lamentable.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

 

@lostribuneros