La rubia, lo mejor de una final espantosa

El penal a los 25 segundos, que acabó transformado en gol de Mohamed Salah, marcó un partido al cual le sobraron 89 minutos. Tottenham Hotspur, sin alma, encaró el partido sin ponerle nada de onda. Las críticas a la falta de “onda” de este partido comenzaron a correr como un rumor primero, luego, salieron a la luz por las redes sociales.

Pero algo diferente tuvo el partido que llamó la atención, y cómo; la invasión de una joven rubia semidesnuda al campo de juego despertó todo tipo de curiosidad, ya que el encuentro final de la UEFA Champions League, no aportaba nada que atrape.

Se trató de la modelo y youtuber Kinsey Wolanski, quien apostó a que iba a llamar la atención y que dar qué hablar con su acción. Caramba que funcionó, y cómo. Le puso calor a un frío partido en la tórrida noche madrileña.

@lostribuneros