Cuando hay buena escuela, cosas buenas pasan

Belgrano de Córdoba le dio la vuelta olímpica «en la cara» a sus pares de Racing, sin embargo, lejos de los clásicos hechos de violencia que vemos a cotidiano a lo largo y ancho, no sólo de Argentina, sino del mundo, los chiquilines académicos de la Octava División, aplaudieron a sus contrincantes y hasta intercambiaron abrazos con ellos.

La cuenta oficial del club en Twitter no pudo evitar pasar esta noticia que los llenó de orgullo y que sirve de ejemplo que si se comienza a trabajar bien desde abajo, vamos a recuperar la esencia del fútbol.

@lostribuneros