¡Luis Suárez es despiadado!

El uruguayo tiene sangre fría, es calculador, es todo un desalmado dentro del área. Barcelona, gracias a él, se impone por 2-0 sobre el Evergrande y se está metiendo en la final con River Plate.

Barcelona no podía romper la muralla del campeón del gigante asiático y del continente, sin embargo, cuando la cosa se ponía espesa y no había manera de marcar, apareció Luis Suárez y cambió la historia.

39′ iban cuando el oriental aprovechó un rebote del arquero y la puso, luego, en el cuarto minuto del complemento, la mandó a guardar de nuevo tras acomodarla con el pecho y en la misma jugada, en una pieza, sacó un remate al ángulo.

Van 2-0 por ahora…

@lostribuneros