Lanús quiere repetir aquellos títulos sudamericanos

    Este martes 31 de octubre no será un día cualquiera en el libro de Lanús. El legendario granate, fundado en 1915 y por largos años en el ascenso argentino, llegó a su primera final de la Copa Libertadores, la que disputó seis veces y donde como muy lejos había tocado los cuartos de final en 2014. Y tras atreverse a bajar al antiguo campeón River Plate con un 4-2 de novela en el Néstor Díaz Pérez, Lanús va por repetir lo que alguna vez obtuvo pero a menor escala: títulos internacionales. Sucedió en los años 90 y en el comienzo de esta década, con jugadores y técnicos distintos pero con una mística inquebrantable.

    Luego de su último regreso a la Primera División a mediados de 1992, el club del Sur de la provincia de Buenos Aires hizo buenas campañas que lo colocaron en sus primeros torneos sudamericanos. En 1994 jugó la Copa CONMEBOL, aquel símil de la Europa League o la actual Sudamericana. Y en 1996, bajo la guía del gran Héctor Cúper, se coronó campeón de la CONMEBOL al derrotar a Independiente Santa Fe de Colombia, con 2-0 en La Fortaleza (Oscar Mena de penal y Ariel Ibagaza) y 0-1 en Bogotá, partido el 4 de diciembre del 96 que le valió la consagración. Jugaron esa noche Roa; Loza, Falaschi, Siviero, Armando González; Fernández di Alessio (Serrizuela 65´), Cravero, Hugo Morales, Ibagaza (Lacosegliaz 81´); Ariel López y Belloso (Enría 74´).

    Un año más tarde, con el subcampeonato de la CONMEBOL ante Atlético Mineiro,  volvió a ser protagonista, como lo era en los campeonatos locales, donde estuvo a tiro varias veces de ser campeón, lo que recién consiguió en el Apertura 2007. Tras sus primeras incursiones en la Copa Libertadores (2008, 2009, 2010) disputó la Copa Sudamericana 2013 con Guillermo Barros Schelotto de entrenador. Y el mellizo hoy en Boca lo guió hasta su segundo título, cuando superó en las decisiones al sorprendente Ponte Preta de Brasil, con un empate a uno en Campinas y un 2-0 el 11 de diciembre, con tantos de Víctor Ayala e Ismael Blanco.

    Ahora, en su sexta intervención en el fútbol grande de Sudamérica, irá por la victoria ante Gremio o Barcelona de Ecuador. Sin duda, Lanús tiene chapa de grande. Pero no se conforma y va por más. Quién dice, por ahí en poco tiempo más cuenta otra noche de gloria como las de antaño.

    Diego Martín Yamus.
    Diegoanita@hotmail.com.ar

    @lostribuneros