Héroes: Portugal, sin Cristiano, campeón de Europa

Alguna vez dijo ese grande del periodismo que fue Dante Panzeri que el fútbol es la dinámica de lo impensado. En la finalísima de la Eurocopa, Francia tenía todo a su favor. El juego, la localía, los goles, las figuras, hasta el historial. Y en el Stade de France, también, contaba con que su rival Portugal sufría la lesión temprana de nada menos que Cristiano Ronaldo. Sin embargo, once héroes portugueses lo llevaron al alargue, y allí terminaron ganando un partido épico, imborrable, coronando así este gran evento.

Fue otra película del fútbol mundial. De ésas que ni al mejor director de cine se le pasaría por la cabeza. Tanto que a los 7 minutos fue la primera noticia del encuentro cumbre en Saint Denis. En mitad de cancha, Cristiano Ronaldo fue golpeado por Dimitri Payet, tal vez sin mala intención. La entrada lo dejó en mal estado en la rodilla, y aunque quiso probar de seguir,debió irse regando con sus lágrimas la cancha. A los 25 minutos, el supercrack del Real Madrid, campeón de clubes reciente, y de buena Euro como responsable de la campaña de su equipo, era reemplazado por Ricardo Quaresma.

Francia, que había comenzado mejor, se afirmó en el desarrollo y tuvo varias chances para abrir el marcador, pero no pudo acertar. Griezmann, de mayor a menor hoy, desvió al arranque. Y luego apareció el otro baluarte del triunfo: Rui Patricio,el arquero del Sporting de Lisboa que coronó un gran certamen con un trabajo imborrable, hoy, en la final. Primero le sacó a Griezmann y luego de gran forma la primera a Sissoko, con quien mantuvo duelo aparte; También Giroud, de imprecisa presencia otra vez, lo perdió de cabeza.

A todo esto, Portugal pareció no sentirse con bajón por el golpe de la salida de su emblema, se ordenó en el campo y, aunque pasó sobresaltos, intentó tener la pelota y llegar. Pero con más fuerza que juego, el local fue superior y Rui Patricio continuó su show de paradas con dos geniales, una a Giroud y otra a Sissoko de nuevo. También Griezmann cabeceó apenitas arriba solo tras centro de Coman, que entrado en el segundo tiempo por Payet le dio desborde y frescura al ataque de los de Deschamps. Pero los lusos también asustaron: por primera vez en el partido, casi a los 75 minutos, Lloris tapó dos veces ante el ingresado Eder y ante Nani.

Cerca de los 90 llegó el segundo tramo decisivo de esta verdadera película. Gignac, el segundo refresco francés, se deshizo de Pepe con categoría y sacó un remate que iba al gol y al título, pero el palo le dijo que no. Y entonces, impensadamente, como el fútbol de Panseri, al alargue. Otra vez Portugal a tiempo extra. Y, tal vez, como contra Croacia en octavos, podría ganarlo.

Y en esa prórroga, que en el 90 por ciento de los casos no sirve de nada, el equipo de Fernando Santos sintió que el haber llegado hasta allí lo impulsaba. Entonces Pepe, figura según la UEFA, perdió su cabezazo por poco y Eder hizo lucir a Lloris, ante una Francia desaparecida del trámite.

Y arribamos al desenlace de la película. Tres minutos del segundo alargue y mano dudosa de Koscielny, cobrada muy bien por Rafael Guerreiro pero que dio en el travesaño. Cristiano Ronaldo, desde el banco junto al técnico y sus compañeros, alentaba la esperanza. Y en la jugada siguiente, en el 109, el refresco Joao Moutinho habilitó a Eder, este mediocampista del Lille, nacido hace 28 años en Guinea Bissau, que sacó un derechazo desde unos 25 metros y la incrustó en el arco de Lloris.

Explosión portuguesa, silencio francés.  Reacciones que se trasladaron al juego, porque Portugal, como en todo el torneo, defendió con solvencia y hasta casi aumenta en un par de corridas de contra. Mientras, Francia atacó sin claridad, tarde, desordenado, y ya no inquietó al excelente Rui Patricio.

Y las 23.30 de Saint Denis fue la hora más gloriosa de Portugal. Ese país que había perdido con su vencido dos semifinales europeas, más aún, el que había visto incrédulo a un tal Grecia ganarle en Lisboa la Copa en 2004, con Cristiano Ronaldo y todo. El que, también, había perdido con la misma Francia la semi del Mundial diez años atrás. El fútbol es la dinámica de lo impensado. Sin su principal héroe, Portugal recurrió a los demás. Y por cuatro años, CR7 y los suyos serán héroes y reyes de Europa.

FICHA DEL PARTIDO

Eurocopa Francia 2016, final

Domingo 10 de julio de 2016

Portugal 1-0 Francia (en tiempo suplementario)

Eder 109´ (P).

Estadio: Stade de France (Saint Denis).

Arbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra).

POR: Rui Patrício; Cédric, Pepe, José Fonte, Rafael Guerreiro; João Mário, Adrien Silva, William Carvalho, Renato Sanches; Nani y Cristiano Ronaldo. DT. Fernando Santos.

FRA: Lloris; Sagna, Umtiti, Koscielny, Evra; Sissoko, Pogba, Matuidy; Griezmann, Giroud y Payet. DT. Didier Deschamps.

Cambios: 25´ Quaresma por Cristiano Ronaldo (P), 56´ Coman por Payet (F), 65´ Joao Moutinho por Adrien Silva (P), 77´ Gignac por Giroud (F) y Eder por Renato Sanches (P) y 110´Martial por Sissoko (F).

CAMPEÓN EUROCOPA FRANCIA 2016: Portugal.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros