Capiatá se hizo gigante en Brasil

Los “escoberos” con diez en la cancha le robaron un 3-3 al Atlético Paranaense. Felipe Gedoz hizo dos para los curitibanos y Néstor González la misma cantidad para el equipo de Paraguay. Copa Libertadores, tercera fase.

Un partidazo jugaron en la Arena da Baixada de Curitiba brasileños y paraguayos. El Deportivo Capiatá no fue a regalarle nada al Atlético Paranaense y lo dejó en claro al robarle dos puntos que bien pudieron haber sido tres.

El juego válido por la ida de la tercera ronda, previa a la fase de grupos de la Copa Libertadores, el equipo “escobero” hizo pata ancha en un estadio repleto. Como debe ser, el conjunto “atleticano” comenzó a presionar llevado por su público y encontró el primer gol por medio del brasileño nacionalizado uruguayo Felipe Gedoz, quien de tiro libre hacía justicia en el marcador cuando iban 20′. Más allá de eso, de contra, al minuto el Capiatá mandó una pelota que pegó en la transversal y se fue, luego de eso, se los vio perdidos, timoratos y que debían soportar a los corpulentos Nikâo y Grafite.

Atlético era más, pero sin dudas, no era mejor. Los escoberos dieron el golpe en un momento perfecto; jugada extraordinaria a falta de un minuto para el descanso y golazo de Gustavo Noguera.

Los brasileños sintieron el golpe y salieron al campo para encarar la segunda parte con mucha garra y entrega y con un público que empujaba como nunca. Pese a todo, quien sorprendió fue Néstor González a los 8′ al poner el 1-2 a la visita.

El gol de Capiatá dolió, y mucho, con todo fueron los rojinegros en busca del empate y lo encontraron gracias a un tonto penal hecho por el zaguero Paredes, quien desvió el balón con su mano. Felipe Gedoz, que había anotado el primero de pelota quieta, no perdonó ahora tampoco y estaban 2-2.

Defendían muy bien los guaraníes y atacaban mejor todavía, pero una incidencia cambió el transcurso del partido; jugada rápida de contra, choque lícito de hombros entre el zaguero Paredes y el atacante Grafite, sin embargo, el referí uruguayo Daniel Fedorczuk interpretó que fue faul táctico y expulsó al zaguero por doble amarilla.

Capiatá se quedó con diez en la cancha a los 60′ y debió “guapear” como visitante. Paulo Autuori sacó al ex River Plate, el “Lucho” González y puso a Joâo Pedro, luego hizo lo mismo con Matheus Rossetto en lugar de Felipe Gedoz.

Parecía que el Atlético iba a llevarse puesto a los guaraníes y así daba para creer; Pablo Felipe anotaba el 3-2 a falta de cinco para el final y los locales respiraban algo aliviados porque deberán jugar en Paraguay la revancha y sobreponerse a los goles de visitante, pero claro, la alegría se convirtió en amargura cuando en el minuto 89′ Néstor González marcó su segundo gol y el 3-3, tras un córner.

Atlético se las ve negras porque deberá ganar si o si en Luque para poder meterse en la zona de grupos, o bien, empatar por más de cuatro.

@lostribuneros