Vida, obra y sueños de Diego Godín

0
161
Foto: EFE/Paolo Aguilar

Diego Godín es uno de los mejores defensores del mundo. Seguro, de gran personalidad y auténtica capacidad para el cabezazo goleador, es capitán y figura en la selección de Uruguay y en el Atlético de Madrid.

El zaguero charló con FIFA acerca de sus experiencias en la Celeste, anécdotas y ambiciones en el equipo nacional y en el elenco español, con el que tiene una meta impostergable.

Diego posee una relación muy especial con la selección uruguaya, en la que debutó a los 19 años, en 2005. “Es el sueño máximo que tuve desde pequeño, siempre quise jugar en la selección uruguaya. Es algo que me hace sentir muy bien. Además, es maravilloso tener la responsabilidad de ser el capitán, tener a todo un grupo detrás y a todo un país”.

Sin lugar a dudas, la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™ fue uno de los acontecimientos más importantes en la carrera de Godín. “Fuimos la última selección en clasificar al Mundial 2010. Clasificamos en un repechaje contra Costa Rica y terminamos siendo una gran revelación en ese Mundial”.

Para el defensor, la actuación en esa competición fue mucho más allá del cuarto puesto obtenido. “Jugamos al ciento por ciento, dejando todo para ganar, como lo hacemos siempre en Uruguay. Obviamente que fue espectacular llegar a la semifinal, sobre todo por lo que se transmitió, porque la gente se sintió identificada por los valores que transmitía esa selección”.

Aquella semifinal en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo ante los Países Bajos tuvo gran intensidad y un final electrizante. La Oranje se llevó el triunfo por 3-2 y el pase al encuentro decisivo, pero para Godín quedó la sensación de que el empate estuvo muy cerca. “Si hubiese durado cinco minutos más el partido, hubiese sido distinta la historia. Holanda nos ganó y mereció pasar, pero nos quedó esa espina de que nos faltó un poquito más. De todos modos nos sentimos muy orgullosos por lo que hicimos pero nos quedamos con ganas de más”.

Un gol que vale una clasificación

En la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, Uruguay debía enfrentar a Italia por el último partido de la fase de grupos. El que se quedara con la victoria pasaría a octavos de final. El Faraón, tal como se conoce al uruguayo, fue el encargado de estampar un tanto de cabeza que le daría el triunfo a la Celeste. “Fue un hermoso gol porque había que ganar sí o sí para clasificarnos a octavos de final.  Era contra Italia, un rival muy difícil. Es obvio que es uno de los goles más lindos de mi carrera”.

Luego, el camino de Uruguay se topó con Colombia. “Nos encontramos en octavos de final ante una gran Colombia. Ellos llegaron en un gran momento de confianza y en gran momento de juego. En ese partido hubo un grandísimo gol de James, no hubo nada por hacer. Donde la puso es complicado por hacer algo” aseguró Godín al recordar aquella eliminación en la ronda de dieciséis.

Diego tiene la camiseta celeste pegada a la piel y anhelos que nadie le quitará mientras siga jugando en forma profesional: “Sería algo espectacular poder ganar una Copa del Mundo con Uruguay. Voy a luchar por eso, y mis compañeros ni hablar, porque por lo que nos caracteriza, culturalmente en el mundo del fútbol siempre tratamos de dar todo por nuestros colores, ya sea por el club donde juguemos o por la selección nacional. Somos jugadores de equipo generalmente, que peleamos por la causa común y por nuestros compañeros. Siempre creemos en nosotros. Tenemos un gran equipo y grandes jugadores como para poder competir contra cualquiera”.

 

Sueños en color rojo y blanco

Diego acaba de cumplir seis años de su llegada al Atlético de Madrid. Referente y figura del conjunto Colchonero, es palabra más que autorizada para analizar el presente del club: “A base de trabajo, de un gran esfuerzo y de una afición espectacular, nos logramos emparejar con los grandes equipos a nivel europeo y en los últimos años nos transformamos en un equipo importante y logramos títulos importantes”.

Uno de los tantos más importantes se lo convirtió al Barcelona, en aquel encuentro en el que el Atleti consiguió el título de la Liga de España en la última fecha y en el Camp Nou. El Faraón recuerda ese momento inolvidable que le dio al equipo madridista un lauro luego de 18 años: “Siempre tuve facilidad para cabecear y ese día tuve bastante tiempo para saltar y golpear el balón en lo más alto y rematar. En las jugadas de tiro libre o de córner trato de aprovechar al máximo. Recuerdo un montón de cosas de ese partido, porque encima cuando terminás logrando el título, en ese último partido, sin dudas que fue especial”.

Con el Atlético alcanzó dos de las últimas tres finales de la Liga de Campeones de la UEFA. En ambas ocasiones, el Colchonero cayó ante su rival de la ciudad, el Real Madrid. Para Godín, esa es la cuenta pendiente del Atleti: “Llegamos a dos finales y vamos a intentar hacerlo de nuevo y ganar la Champions, que es lo que este club se merece”.

Fuente: www.fifa.com

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros

No hay comentarios