Brasil y la Copa Libertadores, privilegio de pocos

Todos sabemos que América del Sur tiene tres países futboleros por antonomasia; Argentina, Uruguay y Brasil son naciones donde el fútbol está incorporado en el ADN de la mayoría de sus pobladores, sin embargo, en la “Terra do Futebol”, el privilegio de ganar la Copa Libertadores, es de algunos estados del sur.

Muchas veces oímos nombrar San Pablo, Belo Horizonte, Minas Gerais, Porto Alegre, Río Grande do Sul, y muchas veces nos da pereza tomar un mapa, o pegarle una ojeada a la Wikipedia, pero bue, alguien tenía que hacerlo…

Brasil está dividido en 26 estados y un Distrito Federal (Brasilia) y es bueno saber que Minas Gerais es un estado y que su capital es Belo Horizonte y que Porto Alegre es la capital de Río Grande do Sul, que San Pablo es capital de San Pablo y que Niterói es la capital de Río de Janeiro. Para hacer una idea geográfica.

El gigante sudamericano es famoso por la devoción por el fútbol y la manera de ganar mundiales de la “Canarinha”, además, muchos clubes levantaron la Copa Libertadores de América, sin embargo, hay mucho mito en todo esto, ya que los estados que “mueven la pelota” en verdad son apenas un puñado y del sur.

Ganadores de la Copa Libertadores por ciudad:

  • Sâo Paulo (Sâo Paulo): Corinthians, Palmeiras y Sâo Paulo
  • Santos (Sâo Paulo): Santos FC
  • Niterói (Río de Janeiro): Vasco da Gama y Flamengo
  • Belo Horizonte (Minas Gerais): Atlético Mineiro y Cruzeiro
  • Porto Alegre (Río Grande do Sul): Gremio e Inter

Apenas cuatro estados sobre 26 y un Distrito que forman la unión brasileña, han sabido lo que es levantar el máximo centro continental.

Brasil es tan gigante como pobre y mal distribuido. Todo gira en torno a San Pablo y los estados del sur que son la fuerza motriz del gigante. Clubes de Acre, Amazonas, Roraima, Tocantins, Mato Grosso, Mato Grosso do Norte, Amapá, entre otros, directamente ni disputan la primera división, privilegio reservado para los de la costa atlántica, porque ahí sí juegan equipos de Bahía y Pernambuco, por citar a los “nordestinos”, mientras que del centro están los clubes de Goiás, mientras que por el Sur los de Santa Catarina y Paraná.

Alguna vez han participado de la Serie A, Sampaio Correa de Maranhâo, y hasta una Copa Libertadores disputó el Paysandú, equipo del norteño estado de Pará.

Los clubes que habitualmente vemos en la Libertadores son del interior de San Pablo, por lo general. Por ejemplo: Porte Preta, Guaraní de Campinas, Sâo Caetano (vice en 2002), Santo André (primero de la B en jugarla)

Mejor así, porque si el fútbol de Brasil llegase a ser federal de verdad, no habría Real Madrid, PSG, Juventus o Barcelona que los pare, por más que inviertan 800 millones de dólares en jugadores.

@lostribuneros