¡Basta de Borrello! Subestima a sus jugadoras

0
543
Foto: Elonce.com

El entrenador de los seleccionados femeninos Carlos Borrello quedó en el ojo de la tormenta tras la eliminación, de local, del seleccionado Sub 20 argentino anotando apenas dos tantos y quedando afuera con la más goleada y accesible: Bolivia. Al polémico técnico comienzan a caerle las fichas por dichos a varios medios que lo dejan muy mal parado.

Hace 17 años que está al mando del seleccionado argentino de mujeres. Primero en la mayor, ahora también en la Sub 20.

El «Chiqui» Tapia, no por motus propio sino por una imposición de la FIFA, debió impulsar el fútbol femenino, entonces, como el hombre de 64 años, ya conocía el paño, se le renovó la confianza y lo mandaron a trabajar con las juveniles.

Con él Argentina volvió a un Mundial luego de 12 años, y gracias a la aceptable performance que el equipo tuvo en Francia 2019, vino el proyecto para meter a las pibas de la Sub 20 en el Mundial que debería jugarse en este 2020 en Panamá y Costa Rica, pero que está en duda por causa del coronavirus.

Sin embargo, el equipo no pudo pasar, en su propia casa la primera fase, siendo eliminada por la más accesible Bolivia, obteniendo tres empates y una victoria.

El polémico entrenador había tenido muchos problemas con sus jugadoras, incluso en pleno Mundial 2019, cuando las mandó a atrincherarse atrás para quedar eliminadas de una manera decorosa, algo que indignó sobremanera a sus pupilas, que aspiraban a luchar con todas sus ansias con el afán dar lo mejor y, porqué no, llegar a lo que para muchos sería imposible.

Luego de problemas con Estefanía Banini, Belén Potassa, Ruth Bravo y Florencia Bonsegundo, el hombre optó por culparlas a ellas y tratarlas de soñadoras. «Ellas piensan con el corazón, yo con la cabeza fría», dijo en una entrevista. Las trató, además, de despechadas al decir que «estaban enojadas».

Sin mucha lucidez que digamos, ni tampoco aspiraciones, esgrimió que «no podemos jugarles a Japón o Inglaterra mano a mano porque no podemos sostener la intensidad los 90 minutos».

Claro, el seleccionado argentino se «comió» media docena con Inglaterra en 2007, pero parece que en 12 años no ha evolucionado nada sino que se ha quedado con ese «trauma» que no quiso superar nunca y que le obliga a colgar a sus equipos del travesaño.

Siempre que es entrevistado habla en primera persona, jamás menciona su cuerpo técnico, todo es «yo».

Pero, qué pasa con este individuo ¿no recorre canchas?, ¿no oye a otros entrenadores?, ¿no planifica?.

Compara a las mujeres con los hombres permanentemente. Dice que ellas recién en diez años pueden estar a preparadas para llegar a algo, da a entender que no entienden el juego, que no son solidarias, que no tienen sentido de equipo y que son egoístas.

Recorriendo canchas por el ascenso femenino, consultando con colegas, entrenadores y directivos, se sabe que Borrello rara vez se contacta, al menos con sus colegas, y cuando promete enviar a un observador a ver a las juveniles que juegan en primera, siempre les pasa «algo» a último momento.

Esto llama a la reflexión, y uno se pregunta si Luis Fernando Montoya con su Once Caldas en la final de la Copa Libertadores de 2004 hubiera dicho: «Ah, no mirá, Boca tiene 99 años, ya cinco copas encima, mejor nos colgamos del travesaño y si nos comemos menos de cuatro ¡mejor!».

Tampoco imaginamos al técnico de Dinamarca, Richard Möller Nielsen, que debió armar un equipo 48 horas antes de la Eurocopa de 1992 porque Yugoslavia estaba en una cruel guerra civil, y con ese rejuntado, y un futbolista que tenía a su hija de siete años agonizando en un hospital víctima de un cáncer fulminante, diciendo: «Chicos, la final es con Alemania, que es campeón del Mundo, que tiene monstruos como Jürgen Klinsmann, Bodo Illgner, Andreas Brehme. Nosotros nunca ganamos nada y si perdemos no pasa nada, ¡que no nos goleen!».

Revuelve las tripas; Grecia en 2004, clasificado a la Euro por primera vez desde 1980 y con un equipo semiprofesional, levantó el trofeo haciendo estallar a las agencias de apuestas llevándolas casi a la quiebra.

Entrenadores y ENTRENADORAS de calidad sobran, el tema es que no se les da entidad sino basta con recorrer el ambiente de AFA de Primera A, B y C por citar a los más próximos, pero Argentina va más allá de la General Paz y alrededores.

Un técnico debe ser tan obsesivo y exigente como motivador, soñador e inspirador, algo que Borrello no lo es.

Fuentes:

https://www.tycsports.com/futbol-femenino/borrello-los-planteos-defensivos-el-proyecto-a-10-anos-el-desconocimiento-de-la-gente-y-la-frase-de-bielsa-20200224.html

https://www.ole.com.ar/futbol-femenino/carlos-borrello-sudamericano-sub-20_0_MpIWuTjp.html

https://www.infobae.com/deportes-2/2019/07/19/carlos-borrello-rompio-el-silencio-y-explico-por-que-dejo-afuera-a-las-figuras-de-la-seleccion-femenina/

Marcelinho

@lostribuneros

No hay comentarios