Atento Sudamérica: Oceanía larga su eliminatoria

Los últimos resultados de la eliminatoria sudamericana para el Mundial han puesto a selecciones grandes en la zona de repechaje, entre el quinto y séptimo puesto, una lucha en la que el que alcance el quinto deberá viajar miles de kilómetros a Oceanía. Argentina, Chile o Paraguay son algunas de ellas, y por ejemplo, la Selección de Edgardo Bauza, hoy en sexto lugar y afuera, pugna por subir a los cuatro clasificados directos. Mientras tanto, tendrá que seguir de reojo lo que pasa en Oceanía. Aquí FIFA.com hace un análisis del pequeño continente, a horas del inicio de su clasificación.

Seis selecciones en la parrilla de salida

La tercera ronda de clasificatorios de la OFC para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ está a punto de empezar. Fiji, Nueva Caledonia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón y Tahití lucharán aquí por el billete a la repesca internacional contra una selección de Sudamérica a finales de 2017.

Los equipos se repartirán en dos grupos de tres, que se disputarán con formato de liguilla. Los ganadores de cada zona se verán las caras en una eliminatoria a doble partido, en casa y a domicilio. Quien se imponga peleará en la repesca internacional.

Vanuatu y Samoa quedaron eliminadas en junio en la Copa de Naciones de la OFC, un torneo valedero como segunda ronda de la clasificación para el Mundial. Nueva Zelanda se proclamó campeona continental y conquistó el pase para la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017. En septiembre del año pasado, Samoa se aupó al primer puesto de la primera ronda, tras imponerse a sus rivales polinesios Samoa Estadounidense, Islas Cook y Tonga.

La tercera ronda empieza este lunes en la Polinesia Francesa, con la visita de Islas Salomón a Tahití. El partido de vuelta se jugará seis días después. Nueva Zelanda se medirá con Nueva Caledonia el sábado en el Grupo A y volverá a verse las caras con el mismo rival en Numea tres días después. Fiji y Papúa Nueva Guinea disputarán sus primeros partidos en marzo del año que viene.

La favorita

No se puede negar que a Nueva Zelanda le sonrió la suerte en la Copa de Naciones. Primero, con una victoria poco lucida por 1-0 sobre Nueva Caledonia en semifinales y, a continuación, con su triunfo en la tanda de penales sobre Papúa Nueva Guinea en el partido decisivo de la competición. Sin embargo, como sus últimos resultados dejan entrever (un empate a 1-1 con Estados Unidos y una reñida derrota por 2-1 a manos de México), esta selección neozelandesa de transición está encontrando su ritmo. Los registros defensivos de los All Whites resultan especialmente impresionantes: sólo seis goles encajados en los diez últimos partidos. En sus dos primeros encuentros Nueva Zelanda no contará con los servicios de su capitán, el defensa del West Ham United Winston Reid, de baja por lesión.

Los aspirantes

Nueva Caledonia lleva un tiempo desafiando la prolongada hegemonía de Nueva Zelanda en la zona, de manera que sus encuentros en casa y a domicilio de las próximas semanas podrían resultar decisivos para determinar el liderato del grupo. Les Cagous se han impuesto a Nueva Zelanda en sólo uno de los seis emparejamientos anteriores en los clasificatorios para el Mundial. Nueva Caledonia espera desde hace algunos años su gran momento en Oceanía, y a nadie extrañaría que haya llegado la hora de cumplir su amenaza.

Islas Salomón ha acabado decepcionando en los últimos años tras sus grandes actuaciones de 2004, que le valieron el pase a la final de la Copa de Naciones. Su rendimiento de este año en la Copa de Naciones, no obstante, proporciona razones para el optimismo. Un buen resultado en Papeete la dejaría bien encarrilada para cuando reciba a Tahití en Honiara. El fútbol es incuestionablemente el deporte más popular en el archipiélago, y el estadio Lawson Tama, el mayor en todas las naciones insulares del Pacífico, se llenará para la visita de los tahitianos.

En cuanto a Tahití, emular a aquel equipo que hizo historia al clasificarse para la Copa FIFA Confederaciones 2013 ha supuesto un duro reto. Ludovic Graugnard, su nuevo seleccionador, no dispone ya de muchos de los jugadores que integraron aquella generación, como el emblemático Marama Vahirua. No obstante, se han visto señales muy prometedoras en la Copa de Naciones, donde Tahití tuvo la mala suerte de caer eliminada, pese a mantenerse imbatida en toda la competición.

Papúa Nueva Guinea es, sin dudas, la selección más pujante y prometedora del fútbol oceánico, después de que varios años de desarrollo culminaran en una participación en la gran final de la Copa de Naciones, donde sufrió la decepción de una derrota en la tanda de penales contra Nueva Zelanda. El ex internacional danés Flemming Serritslev ha añadido una dosis de pragmatismo europeo al atractivo melanesio, y esta química ha funcionado al instante. La ambición de Papúa Nueva Guinea se ha hecho evidente en los amistosos internacionales organizados fuera del continente, muy poco habituales para esta nación, incluido un próximo encuentro con Irán, que el técnico danés describió como “el más importante” de la historia de su selección.

Fiji atraviesa un momento de incertidumbre tras la marcha del seleccionador Frank Farina. Cuando por fin salte al terreno de juego el año próximo, el reto consistirá en mantener el impulso que le proporcionó la clasificación para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2015 y para el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino de 2016.

Jugador a seguir

Atlético y veloz, Teaonui Tehau es la pieza clave en ataque de la selección tahitiana. Tehau, de 24 años, tiene el don de encontrarse siempre presente en los grandes logros del fútbol de Tahití, no en vano ha participado en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2009, en la Copa FIFA Confederaciones 2013 y en la histórica victoria de los Toa Aito en la Copa de Naciones de 2012. Primo de los también internacionales Alvin, Lorenzo y Jonathan Tehau, es autor de cuatro de los siete goles que ha registrado Tahití en la Copa de Naciones de este año.

La cifra

4: Nueva Caledonia compite en su cuarta campaña para el Mundial desde que fue admitida como miembro de la FIFA en 2004. Su registro en Oceanía sigue siendo sólido, con sólo ocho derrotas en los 31 partidos mundialistas disputados.

La frase

“Tenemos un grupo excelente de jugadores, todos ellos capaces de hacer un gran trabajo en los clasificatorios. Con el tiempo, hemos creado para la selección suficiente profundidad de banquillo como para manejar con eficacia este tipo de situaciones”.

Anthony Hudson, seleccionador de Nueva Zelanda.

 

Fuente: FIFA.com

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros