Vida de la Copa América: Argentina sigue arrasando

Tras su triplete de Copas América de los 40, la Argentina de Guillermo Stábile tenía material viejo y nuevo para seguir con su dominio sobre Uruguay, Brasil y el resto. Y lo haría idéntico, tres campeonatos sobre seis ediciones, dejando dos para Uruguay y la histórica de Paraguay. 

En 1949, Brasil había sido campeón goleando 7 a 0 a la albirroja en desempate. Pero en 1953 en tierra guaraní fue bien al revés: los de Manuel Fleitas Solich derrotaron en final extra a los brasileños 3 a 2 y lograron el primero de sus dos títulos. Atilio López, Manuel Gavilán y Rubén Fernández fueron os autores de los goles triunfales. A todo esto, Argentina seguía ausente desde aquella batalla de 1946 con Brasil y decidió no estar igual que Colombia, una fea costumbre la de las deserciones que se repetía año tras año. 

Pero la albiceleste reapareció en 1955 en Chile con todo su poder y sus cracks. Debió pelear con el local a quien superó por dos puntos en la tabla (9 a 7), pero se dio el lujo de humillar a Uruguay 6 a 1, con dos goles de Angel Labruna, Cruz y tres de Rodolfo Micheli, puntero de la famosa delantera de Independiente que con 9 goles ayudó a otro título nacional. Los uruguayos se tomaron revancha al año siguiente en Montevideo y gracias al 1-0 sobre sus vecinos (gol de Javier Ambrois) y la conducción de Hugo Bagnulo, alzaron su primera Copa desde 1942. 

Argentina no parecía candidato para Perú 1957, con un plantel con varios jóvenes. Sin embargo, fue una de las mejores realizaciones de la Selección de Stábile, que no sólo volvió a arrasar a sus rivales (4-0 a Uruguay y 3-0 a Brasil), sino que consagró a esos chicos como los «carasucias»: Oreste Corbatta, Humberto Maschio (9 goles), Antonio Angelillo o Enrique Omar Sívori. El triplete se cerró en 1959 en nuestro país, ahhora con Victorio Spinetto de técnicoy parte de la recordada delantera de Racing de Corbatta, Pizzuti, Sosa y Belén. Aunque ese Sudamericano 59 también pasó a la historia por su goleador, el chico del Santos Pelé. 

Ese torneo del 59 era en marzo, y la CONMEBOL decidió hacer otro Extra en diciembre en Ecuador. El Uruguay de Juan Carlos Corazzo retornó al triunfo con el dulce histórico de aquel 5 a 0 sobre Argentina, con dos goles de Silveira, dos de Bergara y el «Pepe» Sasía. Pero no fue más que otro decenio inolvidable para Argentina. 

Diego  Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros