Recordando Italia 90: Goycochea y diez más eliminan a Yugoslavia

0
175

De irse seguro ante Brasil, Argentina había pasado a estar entre los ocho mejores del Mundial de Italia. Con un equipo en pobres condiciones físicas, sin embargo seguía defendiendo su corona de 1986 y su sueño de bicampeón. El nublado sábado 30 de junio al mediodía, la gente estaba frente a ATC para ver el partido de cuartos de final. El rival era Yugoslavia, que parecía accesible, no un gigante, pero llegaba agrandado de dejar a España. Y no sería nada de facilidad, más bien otra épica lucha.

Los yugoslavos ya habían dado la nota en Europa en 1989 al eliminar a la Francia de Michel Platini. Y contaban con talentos como Dragan Stojkovic y Robert Prosinecki, que volvía para este encuentro en el Artemio Franchi de Florencia. La Selección variaba a Serrizuela por Monzón y el ingreso de Gabriel Calderón desde el arranque. Y en el duro calor florentino tomó la iniciativa como favorito, pero se topó con un conjunto sólido, inteligente, peligroso de contraataque. Ni siquiera pudo prevalecer con un hombre más desde los 31 minutos, cuando el medio defensivo Sabanadzovic bajó a un rival y fue expulsado por el suizo Kurt Roethlisberger.

Como venía sucediendo, fueron muy tibios los intentos en ataque, apenas un remate de Burruchaga tras combinación logró asustar al solvente arquero Ivkovic. Los azules de hermosa camiseta eran manejados magistralmente por Stojkovic, quien casi marca de tiro libre pero Goycochea respondió. Argentina hizo el gasto por ganar antes de cerrar los 90 minutos, y Ruggeri tuvo una chance robando en la salida y tras varios pases quedando frente al arquero, pero éste lo anticipó. Del otro lado, tras una veloz corrida, Stojkovic frenó y eludió a Juan Simón, pasó al potente Dejan Savicevic y éste sacó un tiro que Goycochea desvió espectacularmente por arriba. El golero entonces perdido en el Millonarios de Colombia empezaba a escribir su propia película.

Una película que parecía comedia se tornó en otra de puro suspenso. Hubo que ir a tiempo suplementario, y con la entrada de Troglio y Dezotti los de Bilardo volvieron a mandar, aunque sólo llegaron cuando Ivkovic le sacó a Pedro de la cabeza la chance de gol. «Vamos que lo tenemos», se escuchó desde el banco albiceleste. Era un deseo más que realidad, con un equipo con Maradona y otros en malas condiciones y expuestos a los arranques europeos. Diego sorteó a un defensor y quiso definir pero tiró débil a las manos. El entrado Dezotti remató por arriba en buena posición tras demorarse mucho. Y en el minuto 119, la última gran escena de juego fue cuando Basualdo envió un centro, el arquero no llegó y Burruchaga la bajó con la mano y marcó. Los yugoslavos protestaron y el gol fue anulado, pero en la repetición de la TV internacional la infracción no se notó.

Nada de nada. 0-0 y a los temidos tiros desde el punto penal. Uno se quedaba, el otro se iba. Todo empezó bien para los de Bilardo, con Serrizuela y Burruchaga convirtiendo y sacando ventaja, ya que Stojkovic estrelló su ejecución en el ángulo. Prosinecki descontó y llegó quién: Maradona. Silbado por todo el estadio menos los argentinos, el 10 remató suave e Ivkovic se lo atajó. Savicevic igualó a dos, y Troglio intentó poner adelante a los suyos pero rebotó en el palo.

Yugoslavia tenía ventaja con un penal más, e iba camino a semifinales y otro golpe mundial como contra España. Fue Brnovic el encargado de desnivelar. Pero Goycochea le atajó notablemente y dejó todo como estaba. Dezotti tomó la pesada responsabilidad, encima con más suspenso por su larga carrera y su remate que casi saca el guardameta, pero fue el 3-2. Y el líbero de apellido complicado, Hadzibegic, se paró frente a un Goycochea en forma. Todo el país en silencio ante el televisor, empujando a sus representantes a la posible epopeya.

Y así se hizo. Goyco adivinó y se tiró a su derecha desviando el remate. Y Argentina escribió otra página de novela en tan pocos días. Con sus dolores físicos y su alma castigada por propios y extraños, llegaba a las semifinales mundialistas por primera vez desde su implantación, más allá de su título del 78 donde jugó una ronda semifinal. Bilardo tenía dos australes (moneda de entonces) más de crédito, injusto panorama para un sabio estratega. Goycochea dejaba de ser el «suplente de Pumpido» o el «juvenil», y ahora era nombrado Goyco. Y él y diez más daban otra campanada de alegría a un país que salió a festejar al centro porteño con banderas y bocinazos. Fue una tarde tan tensa y emotiva, que hasta hoy cuando la escribimos la sentimos. Es que  e esos guerreros emocionaban a cualquiera. Pero iba a haber más gloria para su vida. Aunque el que venía fuera un tal Italia.

FICHA DEL PARTIDO

Copa del Mundo de la FIFA Italia 1990

Cuartos de final, sábado 30 de junio de 1990

Argentina 0-0 (3-2 por penales) Yugoslavia

Estadio: Artemio Franchi (Florencia). Arbitro: Kurt Roethlisberger (Suiza).

ARG: Goycochea; Simón, Serrizuela, Ruggeri; José Basualdo, Giusti, Olarticoechea, Burruchaga, Maradona; Caniggia y Calderón. DT. Carlos Bilardo.

YUG: Ivkovic; Jozic, Hadzibegic, Spasic, Vulic; Brnovic, Sabanadzovic, Stojkovic, Prosinecki; Susic y Zlatko Vujovic. DT. Ivica Osim.

Cambios: 51′ Troglio por Olarticoechea (A), 61′ Savicevic por Susic (Y) y 86′ Dezotti por Calderón (A).

EXPULSADO: 31′ Sabanadzovic (Y).

DEFINICIÓN POR PENALES: Serrizuela (1-0), Stojkovic (desviado, 1-0), Burruchaga (2-0), Prosinecki (2-1), Maradona (atajado, 2-1), Savicevic (2-2), Troglio (desviado, 2-2), Brnovic (atajado, 2-2), Dezotti (3-2), Hadzibegic (atajado, 3-2).

Reviva las manos mágicas de Goyco, el tiro difícil de Dezotti y el pase para ver a Italia:

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros

No hay comentarios