¿Podrán progresar África, Asia y Australia? 

Desde los años 70, la FIFA abrió el mapa del Mundial (hasta allí reservado a Europa y Sudamérica) y comenzó a darle su merecido lugar a África y Asia, primero con una plaza (o media como Oceanía) y luego ampliándolas según sus intereses y los de estos continentes. De a poco, los africanos y asiáticos respondieron y por ejemplo, Camerún, Ghana y Senegal alcanzaron los cuartos de final, Marruecos fue el primero en pasar de ronda en 1986 y Corea del Sur, más allá de sus vergonzosos arreglos arbitrales, fue cuarto en su Copa 2002. Pero, también de a poco, la tendencia fue cayendo y en Rusia 2018, los africanos no superaron la fase inicial y los de Asia hicieron en general pobre papel.

Entonces se impone la pregunta que abre grieta seguramente. ¿Vale la pena cinco africanos y casi los mismos asiáticos? ¿Son realmente competitivos o están de relleno de grupo? ¿Son equipos para asustarse y tener en cuenta, o sólo asustan un rato por cuestión fortuita y después no están a la altura? Juegan bien, algunos lindo, son goleadores, pero también inocentes, inestables, displicentes.

Sin ir más lejos, ¿será Arabia Saudita una fuerza complicada para nada menos que Argentina en el debut de este martes? ¿Podrán África, Asia y Australia progresar entre los gigantes, o quedarán en las promesas de los últimos años? El tiempo, el fútbol y el Mundial, tres cajas de sorpresas, dirán la respuesta y la realidad.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

Fijate en

Se hace justicia para el femenino de Estados Unidos; clasificación en Catar les proporciona 6.5 millones

El equipo femenino estadounidense recibirá un fuerte dinero gracias a la clasificación del equipo masculino …