Menos de un mes pasó de la final de la Copa Africana de Naciones de Egipto, ganada por Argelia, y casi la mitad de los entrenadores de los 24 seleccionados participantes dejaron sus cargos. Algunos países ya consiguieron reemplazantes mientras que otros están en la búsqueda.

Uno de los primeros en ser removido de su cargo fue el mexicano Javier Aguirre, que al mando de los Faraones anfitriones defraudó cayendo en octavos de final ante Sudáfrica cuando el certamen estaba preparado para que lleguen al menos a jugar los siete partidos. Hasta el presidente egipcio, Abdel-Fattah El-Sisi, se interesó en el tema del reemplazante y declaró que debe ser un entrenador nacional. Los nombres que suenan son Hassan Shehata, Hossam Hassan y Hossam El-Badry.

El francés Hervé Renard que ya tenía un interesante recorrido al mando del seleccionado de Marruecos, quedó afuera con Benín en los octavos de final y dijo adiós al banquillo de los Leones del Atlas. Sin embargo, según sus declaraciones, la decisión estaba tomada de antes y terminó el vínculo en buenos términos. Con Renard ya al mando de Arabia Saudita, los dirigentes marroquíes salieron a buscar un reemplazante y acordaron con Vahid Halilhodzic -experiencias en Costa de Marfil y Argelia- que le ganó la batalla a los franceses Laurent Blanc y Luis Fernández. “Es una gran responsabilidad y un enorme honor; los jugadores marroquíes figuran entre los mejores de África. Mi gran objetivo es ir al Mundial”, dijo el entrenador bosnio en la rueda de prensa de presentación del pasado jueves en Rabat. Halilhodzic firmó un contrato hasta 2023 por el que percibirá un salario de 80.000 euros mensuales que podrían incrementarse si cumple uno de los siguientes objetivos: semifinales CAN 2021, clasificación a Qatar 2022 o título en la CAN 2023.

Otro técnico con largo recorrido en el cargo como el congoleño Florent Ibenge dio por concluida su experiencia al mando de los Leopardos de la República Democrática del Congo tras cinco años. La eliminación en octavos por penales ante Madagascar fue el detonante aunque la decisión la venía barajando desde hace tiempo. Por un año RD Congo tendrá como interino a Christian N’Sengi Biembi que cuenta en su cuerpo técnico con Robert Kidiaba y Lua Lua, entre otros. Por un año se recibirán solicitudes para luego anunciar al seleccionador definitivo.

Los Leones Indomables llegaron a la CAN 2019 con el objetivo de revalidar el título de dos años antes, pero sin demostrar buen juego cayeron 3-2 ante Nigeria en octavos. A pesar de que el contrato de la dupla Seedorf-Kluivert era por cuatro años, la Federación Camerunesa puso fin al contrato antes del año ya que para continuar en el cargo debían ganar la CAN. Tras doce partidos (4 triunfos, 5 empates y 3 derrotas) el ciclo holandés al mando de Camerún caducó. Ahora, los nombres que más suenan son los de Rigobert Song o Jean Paul Akono.

Kenia, Namibia, Zimbabwe y Tanzania, que no superaron la fase de grupos en la CAN también se quedaron sin entrenador. El francés Sebastien Migné dio un paso al costado al mando del seleccionado keniata en buenos términos, mismo caso que Sunday Chidzambga en Zimbabwe, cosa que su Federación lamentó. El nigeriano Emmanuel Amunike, que devolvió al seleccionado tanzano a una CAN después de 39 años, se alejó en buenos términos tras el último puesto en Egipto; en tanto que el namibio Ricardo Manetti ya no comandará a los Warriors.

De los entrenadores que estuvieron en la CAN y tuvieron un cambio para mejor tras su finalización, el caso más claro es el del francés Sebastien Desabre. Tras llevar a Uganda hasta los octavos de final y anunciar el cese del vínculo con los Cranes, días antes de la final de la CAN acordó su llegada al Pyramids (Egipto), volviendo a sus andanzas en clubes del continente, en el que ya dirigió al ASEC Mimosas (Costa de Marfil), Esperance (Túnez) y Wydad Casablanca (Marruecos).

Otro que se quedó sin técnico antes del final de Egipto 2019 fue Guinea. La caída por goleada en octavos ante el campeón Argelia colmó la paciencia del presidente de la Federación, Antonio Souaré, quien dio por concluido el vínculo con el belga Paul Put. Al mismo tiempo, el entrenador y el dirigente cruzaron acusaciones y desmentidas por el tema de las primas durante el certamen que también influyeron en la decisión final. La búsqueda del reemplazante fue anunciada en las redes sociales de la FEGUIFOOT y el reemplazante de Put deberá tener experiencia en el continente, hablar francés y residir en el país mientras dure el contrato. Las solicitudes serán recibidas por mail.

Por último, el escocés Stuart Baxter comunicó a principios de mes que ya no sentía el mismo profesionalismo y pasión que antes para seguir al mando del seleccionado de Sudáfrica por lo que dio un paso al costado. De cara a los nuevos compromisos que se avecinan, Molefi Ntseki tomará el puesto de manera interina.

Fuentes: Afrik-Foot, SAFA, King Fut y Sport

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar    

@lostribuneros