Futsal de Comunicaciones, la felicidad de volver a los entrenamientos

0
377

Por Marcelinho Witteczeck

Un trámite enorme. No es fácil el acceso. Muchas exigencias. Certificados médicos. Aplicación CUIDAR al día y con autorización laboral. Luego de cumplidos con estos requisitos te esperan para darte una «ducha» de sanitizante antes de entrar al predio de Comunicaciones.

Noche perfecta de octubre. Es viernes. Allí me espera un dirigente, se trata de Daniel Díaz, hombre que no falta nunca a ningún entrenamiento de futsal de ambos géneros. Me muestra cómo seguirá el protocolo. Dónde debo pararme. Me recuerda que no debo sacarme nunca el barbijo.  Se me sugirió, de ser posible lente larga para la cámara para respetar la distancia, así fue.

«Van a ser en aquellas canchas al aire libre», señala Díaz. Me remarca que la iluminación es de última generación, que no iba a tener problemas para sacar fotos en movimiento. Sonreí suspicazmente y lo desafié a que sea la cámara quien se encargue de dar el veredicto final; ganó Daniel, la luz es buena de verdad.

Un hombre pasa con su máquina de fumigar. Llena de sanitizante cada rincón de las dos canchas, incluyendo los arcos. Le lleva un largo rato. Los jugadores comienzan a llegar a lentamente, todos vestidos y preparados ya para entrenar.

No está permitido el uso de vestuarios por el momento. El profe de educación física comienza a sacar sus herramientas de trabajo. Con mucha paciencia limpia cada elemento con desinfectante.

Por un lado el cuerpo técnico compuesto por Adrián «Farid» Prieto y Sergio Vázquez entrenan con pelota en una ‘burbuja’, en otro sector el preparador de arqueros Sebastián López, mientras que el profesor Pablo Rey realiza su trabajo con la otra parte del conjunto en la otra burbuja.

Profesor Pablo Rey

Todo es alegría y distensión. Los pibes se ríen: «¡No me saques una foto cuando le erre a la pelota!», bromeó uno de los jugadores de Comunicaciones. Otro decía «no muestres la pancita que tengo».

Julián Jiménez

Las fotos fueron un verdadero espectáculo. Julián Jiménez estaba al tanto de mi llegada, es más, el «8» se había enterado primero que el resto, y preparó un nuevo peinado para enfrentar a la cámara.

«No vale, él tuvo la primicia y yo con los pelos así», bromeaban los jugadores, dueños de una onda tan increíble que dieron ganas de poner la cámara a un costado y mandarme a jugar con ellos.

«Al haber directivos siempre a las órdenes del equipo y cuerpo técnico nada les falta, sea indumentaria, calzado, pelotas y demás herramientas de entrenamiento», remarca Díaz.

La directiva de Comunicaciones una vez más muestra que tienen ideas concretas y muy claras. Las pruebas están en el departamento de fútbol profesional masculino, donde el «Cartero» está cercano a lograr un histórico ascenso a la Primera Nacional. En el femenino sucede algo similar ya que antes de esta pandemia las chicas del fútbol de once entraron en la puja por el ascenso a la primera división profesional.

El trabajo a conciencia, la seriedad y el trazado de objetivos se van notando porque no es la primera vez que vamos al predio. La maldita pandemia cortó todo.

«Acá la mayoría (directivos, entrenadores y futbolistas) nos levantamos a las seis de la mañana para ir a trabajar. Luego, salimos volando para el club y nos quedamos hasta las diez de la noche. Esta rutina es de domingo a domingo por lo general», reconoce Díaz.

En la retina queda aquellos torneos jugados en Chascomús entre el 7 y 8 de marzo de este año. Las esperanzas de un año lleno de sacrificio y satisfacciones cayeron en picada por culpa de esta inesperada e inexplicable pandemia. Pero, nunca es tarde.

Trabajando bajo las órdenes de «Farid»

Como, justamente, «Comu» es inclusivo, en los créditos incluyen a todos los que generalmente son «invisibles». Mirá la formación:

Bruno, quinesiólogo; Adrián Artesi, coordinador; Laura Díaz, Diego Zarlenga y Daniel Díaz, dirigentes; Carlos y Luci, cancheros.

Comunicaciones, dueño de un predio ubicado en un sitio envidiable de la Ciudad de Buenos Aires; a 50′ del aeropuerto internacional de Ezeiza, 30′ del aeropuerto Jorge Newbery y a otra media hora del centro, lo convierten en el lugar ideal para la práctica de deportes.

En breve subiremos material sobre el fútbol femenino ya que tanto Tribunero.com como Comunicaciones, somos inclusivos.

@lostribuneros

No hay comentarios