Cinco goles y a los cuartos de final

Barcelona tuvo chispazos de goles y le pintó la cara por 5-1 al Lyon, haciéndole precio; Messi hizo dos y su conjunto pasó los octavos de la Champions League.

Sin goles habían terminado en Francia estos rivales y la definición de la zona se llevó al Camp Nou, lugar dónde Barcelona debía ganar para pasar a los cuartos de final.

El rival parecía duro, en la teoría, y tuvo chispazos, pero era pura cáscara. A pura picardía rioplatense, y con algo de trampa típica de campito, los azulgranas abrieron el marcador; el “Lucho” Suárez pisó a un rival y se tiró en el área, inconcebiblemente el VAR compró, y convalidó un tiro penal que la “Pulga” Messi, a lo Panenka puso el 1-0. Iban apenas 16′.

Los culés tuvieron claras chances de gol a lo largo del partido, pero los tantos clave llegaron en el primer tiempo.

De memoria juegan. El segundo gol llegó tras una pelota de gol a Suárez, quien distrajo al arquero portugués Anthony Lopes, se la dio con el arco libre a un Philippe Coutinho que lo acompañaba y en media hora se pusieron 2-0.

El arquero del Lyon, Anthony Lopes debió dejar la cancha por lesión, al minuto 34, y quemó un cambio prematuramente.

Los franceses fueron al frente y descontaron en el minuto 58′, gracias a Tousart, pero esto, en vez de dejar todo en puntos suspensivos, fue casi como intentar apagar un incendio con nafta, porque los catalanes reaccionaron y 20′ minutos después, en apenas ocho minutos, los destrozaron con un golazo de Messi, otro del lungo zaguero Piqué, y el cierre fue de Dembele.

soccerway

@lostribuneros