Benedetto tiene que ser el nueve de la Selección

La Selección argentina sigue cometiendo los mismos pecados hace años. Convocar jugadores que ya cumplieron un ciclo, pero peor, no hacerlo con quienes merecen una real oportunidad. Uno de ellos, no hace falta un microscopio para verlo, es Darío Benedetto, el tremendo goleador de este Boca campeón, sólido puntero de la Superliga.

Un hombre que marcó 24 goles, la mayoría decisivos, en uno de los grandes de Argentina y Sudamérica, merece su chance, pero no entrando lastimosamente cuando hay poco para hacer, cuando las cosas están mal y difíciles de torcer, como el otro día ante Venezuela.  Benedetto tiene que ser el nueve TITULAR de la Selección, por sobre otros con mucho apellido y grandes récords matemáticos que no dicen absolutamente nada.

Como señalamos la semana pasada, los delanteros que actúan en Europa le hacen goles a equipos flojos, en un contexto poco competitivo. Messi le marcó tres al Espanyol en un 5-0. Icardi, cinco en tres fechas a conjuntos como el Spal 2013. Higuaín y Dibala al Chievo Verona. Pero no sólo eso, porque Benedetto también le ha hecho a Olimpo, Huracán o Quilmes. Cuando se calzan la albiceleste no son capaces, como Icardi la otra noche, de definir mano a mano con e larquero, o la tiran afuera, o a cualquier parte. Messi juega lejos del área, Higuaín o Icardi esperan que les llegue la pelota. Benedetto baja, colabora, como esta noche cuando fue a la mitad de la cancha. Y hace goles decisivos, hay que marcar en cancha del duro Lanús cuando el 0-0 estaba sellado.

Ojalá Jorge Sampaoli, el técnico argentino, se dé cuenta y cambie a tiempo la vara con la que mide a sus seleccionados, esa insoportable costumbre de llamar a los “europeos” de las grandes luces y no darle cabida a otros con reales condiciones. Porque esto es Argentina, y Argentina merece lo mejor, no lo que más vende. Sin vueltas, Benedetto de nueve. Y a tratar de ganarle a Perú. Seguro que algo bueno el “Pipa” va a hacer.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros