Barrilete cósmico: Maradona arriba, pero el niño abajo

Foto: Nicolás Maldonado

Por Nicolás Maldonado

Luego de su presentación oficial en el estadio de Excursionistas, el club Villas Unidas volvió a la carga, pero esta vez desembarcó en el Club Agronomía  Central, donde chicos y chicas participaron de una tarde de fútbol  bajo las órdenes de  Fernando Signorini, Mauro Navas y Gustavo Levine, de la escuela de entrenadores “Cesar Luis Menotti”.

 “El caso de Diego es fundamental para entender esto, no Diego en sí, sino todo lo que tenia atrás en lo familiar. No se puede criticar a Diego como una cosa superflua, es un tema más profundo, tiene que ver con las injusticias de la Argentina. Una  parte del poder lo sentaba a Diego en la mesa porque le servía, lo único que le interesaba, ingenuamente, a la gente, la televisión y a todo el entorno es como jugaba, sin saber de dónde venía, como tantos otros”,  declaró Guillermo Blanco, periodista histórico que compartió gran parte de su vida laboral y personal con Diego y es actual ayudante de prensa del Club Villas Unidas.  “Nunca me voy a olvidar cuando Diego con 9 años  en Villa Fiorito armó un barrilete, le puso ‘Maradona’ con papel crepe, empezó a correr y el barrilete se fue arriba con el apellido y el quedó abajo. Esa fue una metáfora, Maradona arriba pero el chico abajo, a eso fue lo que lo sometió esta sociedad y no queremos que pase más eso con los jóvenes de nuestro país” concluyó Guillermo Blanco.

Villas Unidas aun no cuenta con espacio físico propio, mientras tanto hará una vida nómade para ir creciendo, en busca de reclutar jóvenes que quieran hacer una vida deportiva y sana.”Esto está en formación, la esencia está y sabemos que va a crecer”, opinó  Guillermo Blanco.  

Los participantes de las clínicas son chicos de clubes de barrios populares, el fin es llamar a los jóvenes a una concientización, que usen el deporte como instrumento del bien a través  del respeto a sus compañeros, la buena alimentación, la solidaridad y la distancia con las drogas y el alcohol, sustancias que hoy son el mayor flagelo del país sudamericano. “Hay falta de inclusión y exceso de exclusión en chicos pobres, que son sometidos por gobiernos antipopulares. Hay que superar esta etapa y llegar a potenciar a estos chicos, para que sean seres pensantes y el día de mañana no sean explotados por el negocio del fútbol” sostiene Guillermo Blanco.

El club que sale de las entrañas de los barrios populares tendrá un rol social clave, es el pilar conductor que dio el primer paso a la revolución de lo más humildes  e invita a una reflexión deportiva  a toda la sociedad Argentina.

Maldonado, Nicolás

@lostribuneros