MÉXICO GOLEA A JAPÓN Y ENFRENTARÁ A BRASIL

    México se ganó un lugar en la final olímpica, luego de vencer por 3-1 a Japón; los aztecas se llevaron un susto cuando Otsu a los 12′ puso en ventaja a los “samurais” pero una pronta reacción los dejó arriba del podio. Este sábado jugarán con Brasil y el ganador se llevará la medalla de oro, para el perdedor será la de plata.

    El Economista:: Luis Fernando Tena respiró hondo, apretó sus puños, se acomodó el saco e ingresó a la cancha de Wembley, dando pequeños pasos mientras esbozaba una sonrisa en su rostro, para finalmente ir a buscar uno por uno a sus jugadores, a quienes les extendió la mano y les dio una palmada en la espalda.

    La nueva versión del entrenador del Tri Sub 23 que se miró hoy tenía razones de sobra para presentarse. Y es que su equipo hizo historia al meterse por primera ocasión a una final de futbol olímpico, tras venir de atrás ante Japón y llevarse la victoria 3-1, con una actuación soberbia de todos sus integrantes, que en esta ocasión no supieron de los fantasmas del pasado y sí de querer marcar un antes y un después tras esta justa veraniega.

    La euforia de los hombres que hoy vistieron de blanco en Wembley era más que justificada. Esos brincos con todos los futbolistas abrazados, saltando en círculos que querían hacer eternos tras el silbatazo final tenían toda la razón de ser.

    Y es que los mexicanos no solamente se repusieron de un inicio complejo, con un gol en contra en el amanecer del compromiso, gracias al estupendo disparo de Otsu, japonés que superó a Jesús Corona con un riflazo que se incrustó en el ángulo.

    No. El Tri hizo lo que nadie había logrado en Londres, superar a la zaga nipona que llegaba sin conocer lo que era recibir un gol en el torneo. El primer tanto lo marcó Marco Fabián, luego de un tiro de esquina que cobró Giovanni y que el Chatón Enríquez peinó en primer palo, dejando todo puesto para que el elemento de las Chivas pusiera el balón en las redes con un frentazo.

    Pero el momento cumbre, antes del silbatazo final, nació de los botines de Oribe Peralta, refuerzo del equipo que al 65 recibió una pelota que impactó de media distancia y que se colocó en el ángulo, haciendo inútil el lance del guardameta que en esta ocasión sí tuvo que sacar el balón de sus redes.

    La cereza en el pastel la puso Javier Cortés, al 93’, con apenas cuatro minutos en la cancha, al recibir un servicio filtrado y fusilar al guardameta dentro del área. A partir de entonces sólo hubo momento para la euforia, para que Tena ingresara a la cancha, con una sonrisa que contadas veces se le ha visto, para comenzar a soñar con el oro para México.

    Fuente: El Economista
    Enlace:  http://eleconomista.com.mx/deportes/2012/08/07/mexico-gana-hace-historia-e-ira-oro-futbol