Wanyama sueña a Kenia en su primer Mundial

0
163

Victor Wanyama era un joven africano que soñaba con triunfar en el mundo del fútbol, y ahora está disfrutando de una brillante carrera en la élite del deporte rey. 

Tras comenzar su aventura en su Kenia natal, Wanyama fue abriéndose paso en distintos países europeos hasta llegar a la Premier League inglesa, donde se enfrentó a algunos de los mejores futbolistas del planeta. Además, con el Tottenham alcanzó la final del torneo de clubes más prestigioso: la Liga de Campeones de la UEFA. “He viajado mucho a lo largo de estos años. Empecé en Kenia, y luego me fui a Bélgica. De allí me mudé a Escocia para jugar en el Celtic. Después fiché por el Southampton, luego estuve en el Tottenham y ahora juego aquí, en Montreal”, cuenta. 

Wanyama, de 29 años, cree que alcanzó el cénit de su carrera durante su etapa en la Premier League. “Jugar en Inglaterra es maravilloso. Fueron mis mejores días. Es la mejor liga del mundo”, señala. 

Uno de los mejores recuerdos que guarda Wanyama es su participación con el Tottenham en la temporada 2018/19 de la Liga de Campeones. Su poderío físico y su coraje como pivote defensivo le valieron un puesto fijo en el once de Mauricio Pochettino, y el internacional keniata ayudó de manera considerable a que los Spurs llegaran a la final. 

“Tengo muy buenos recuerdos de aquella Liga de Campeones. Jugué prácticamente todos los partidos, incluida la semifinal, pero el entrenador optó por dejarme en el banquillo en la final contra el Liverpool. Fue una derrota muy dolorosa, pero una grandísima experiencia en cualquier caso”, reconoce el capitán de Kenia. 

Después de más de una década en el fútbol europeo, Wanyama decidió que había llegado la hora de afrontar nuevos retos y recaló en el Montreal Impact, de la Major League Soccer. 

“Cuando llegué, todo iba genial hasta que tuvimos que parar por la COVID-19, que tanto nos está complicando la vida. No obstante, intento disfrutar de mi tiempo aquí, porque, como profesional, me siento feliz cuando juego”, dice sobre su experiencia. 

Representar a Kenia con 15 años 

Wanyama comenzó a despuntar a una edad tan temprana que fueron muchos los que le auguraron un gran futuro. Uno de ellos era Jacob Mulee, exseleccionador de Kenia, quien le dio la oportunidad de debutar en el fútbol internacional cuando apenas tenía 15 años. 

“Recuerdo ese partido como si fuera ayer. Jacob Mulee, por entonces seleccionador, decidió darme unos minutos, y así empezó mi etapa con Kenia. Me hizo muy feliz, y me sentí muy orgulloso de lucir los colores de mi país”, recuerda. 

“Intenté aportar algo nuevo en aquel partido, pero en ese momento no tenía la experiencia necesaria. No fue una misión fácil en absoluto. Eso sí, aprendí mucho de aquella vivencia”, añade. 

Regreso a la palestra continental y sueños mundialistas 

Gracias a una extraordinaria generación comandada por Wanyama, Kenia ha experimentado una enorme mejoría en los últimos años. De hecho, las Estrellas Harambee participaron en la Copa Africana de Naciones Egipto 2019 después de 15 años de ausencia. 

“Sabíamos que contábamos con un grupo de jugadores capaces de conseguir grandes cosas y de clasificar para la fase final después de tanto tiempo”, apunta Wanyama sobre aquel hito. 

“También éramos conscientes de que era un torneo muy importante en el que no podíamos faltar. Después de haber participado en la última edición, ahora ya tenemos ganas de estar en la siguiente. Pero, la próxima vez, iremos a competir”. 

Tras su regreso a la Copa Africana de Naciones, ahora las elevadas ambiciones de Kenia se extienden también a la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™, donde el combinado keniata ha quedado encuadrado junto con Malí, Uganda y Ruanda. 

“Es un grupo difícil, y respetamos a todos los equipos. Uno no puede quejarse de la calidad de sus rivales en ningún torneo clasificatorio. Son contrincantes duros, sí, pero los partidos se deciden en la cancha, por lo que tendremos que ofrecer nuestra mejor versión para sacar buenos resultados y pasar a la siguiente ronda. Creo que Malí es la favorita, pero Uganda y Ruanda también son muy buenas. Cualquiera de esas tres podría clasificarse”, comenta. 

El capitán de Kenia no ocultó su deseo de estar en la próxima Copa Mundial pese a lo complicado de la empresa. “Todo futbolista sueña con jugar un Mundial, y haremos todo lo posible por clasificarnos. Confiamos en que las cosas nos salgan bien y que podamos estar en Catar 2022”, concluye. 

Fuente: FIFA 

Diego Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros

No hay comentarios