Vida de la Copa América: dos de Uruguay, Argentina, Perú campeón y más enredos

La Copa América entró en la década del 30 en una serie de enredos e inestabilidad que seguía tras las anteriores. Primero sufrió un intervalo de seis años sin jugarse hasta 1935, cuando Uruguay logró otro título. Ese fue el primer torneo denominado Extra. En 1937 Argenntina volvió a connsagrarse en el país en una edición arrancada en diciembre del 36. Y en 1939, Perú se llevó su primer halago, claro que sin Argentina ni Brasil. 

Pasaron los dos primeros Mundiales, Uruguay 30 e Italia 34, para que la Copa regresara. Fue el suelo peruano que nuevamente la hospedó aquel enero de 1935, el que además era otra vez clasificatorio para los Juegos Olímpicos, en este caso en Berlín 36. Uruguay y Argentina fueron igual muy superiores al local y Chile, únicos participantes por los reiterados abandonos, en este caso de Brasil, Paraguay y Bolivia. La celeste se quedó con el onor batiendo a la albiceleste en un nuevo súper rioplatense 3 a 0, con goles de Héctor «el Manco» Castro aún vigente, Taboada y Ciocca en 36 minutos. Pero ambos clasificados decidieron no ir a Alemania por problemas económicos y Perú, tercero, fue el representante sudamericano. 

Dos años más tarde, Argentina era sede de nuevo,, con la falta de Bolivia. El comienzo fue curiosamente un 27 de diciembre de 1936 y se cerró el 1 de febrero del nuevo año. Y el equipo de Manuel «la Chancha» Seoane fue muy regular igual que Brasil,, que volvía. Ambos aprovecharon una pésima campaña de Uruguay, derrotado por Paraguay, los brasileños y Chile, y tras la victoria nacional el 30 de enero 1 a 0 por Enrique García, quedaronn igualados en 8 puntos, con lo que el 1 de febrero 80.000 personas coparon el Gasómetro (vieja cancha de San Lorenzo) para ver el match desempate. Donde pasó de todo: el clásico estuvo parado 40 minutos, y tras el reinicio el árbitro uruguayo Luis Mirabal lo dio por terminado a los 86. Finalmente se fueron al alargue, y allí apareció el supercrack de Independiente Vicente De la Mata, que con su doblete a los 109 y 112 minutos dio otra Copa a la Selección. 

Perú era por segunda vez en la década local en 1939. Y si bien contaba con dos leyendas como Teodoro «Lolo» Fernández y Jorge Alcalde, conquistó el primer título internacional de su historia ayudado por la ausencia de Argentina y Brasil. Sólo Uruguay fue oponente de peso en un torneo que tuvo otro estreno, el de Ecuador. Y el 12 de febrero, el estadio Nacional de Lima fue testigo del triunfo final peruano sobre la celeste 2 a 1, con goles de Alcalde y Bielich descontando Porta. Con siete tantos de Lolo y cinco de Alcalde, el conjunto del inglés Jack Greenwell gritó campeón. 

Todo sería brillante y más serio en el decenio siguiente, el de los 40. Pero hasta allí, la Copa América seguía siendo un mar de indecisiones. 

Diego  Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros

Fijate en

Aumentos exorbitantes en plataformas para ver partidos en Alemania

Los aficionados al fútbol en Alemania se han visto sorprendidos por un incremento sustancial en …