Uruguay, quedó prácticamente impune el asesinato de hincha de Peñarol

15 de los 16 procesados por el asesinato a sangre fría del simpatizante de Peñarol Hernán Fiorito, de apenas 20 años de edad, quedaron en libertad. Controversia e indignación en Uruguay.

Una peña ubicada en la ciudad de Santa Lucía, distante a 65 km de Montevideo, conmemoraba los 125 años de club Peñarol, el 28 de setiembre de 2016, cuando un grupo de seguidores del rival Nacional irrumpió de manera sorpresiva en el lugar con el fin de robarles las banderas, al encontrar resistencia por parte de los seguidores del Carbonero dispararon a sangre fría contra ellos, dejando como como saldo la muerte del Hernán Fiorito de apenas 20 años, y con severas heridas a otros seguidores.

De acuerdo a medios orientales los asesinos habían partido de la sede de Nacional, ubicada en una zona céntrica de la capital uruguaya, con la intención de robarles las banderas para luego llevarlas a la propia sede del club.

16 barras bravas de Nacional fueron detenidos e imputado por el asesinato del joven y por herir a otros hinchas, sin embargo, dos años después, 15 quedaron en libertad.

La justicia charrúa había citado a la directiva del club tricolor, luego de que le haya sido encontrado a un funcionario banderas de Peñarol en su domicilio, y que este declare en primera instancia que había arreglado con Nacional para sacarlas de la sede.

Luego, los imputados en el asesinato declararon que el club estaba al tanto de todo, pero los directivos lo negaron todo ante los magistrados.

Los imputados recuperaron la libertad al apelar a un artículo de la Justicia uruguaya que indica que si no hay acusación por parte de la Fiscalía la prisión preventiva cae tras dos años de detención.

Pasado el próximo mes de enero la causa quedaría impune porque el detenido que resta recuperará la libertad, ya que se había entregado en enero de 2017.

La fiscal que atendió la causa, Mónica Castro, indicó a El Observador de Montevideo, que está «indignada» por el dictamen de su colega Alba Regueira, de la ciudad de Las Piedras, ubicada en la provincia (departamento) de Canelones, donde sucedió el caso.

La cuestión es que un Uruguay hubo un cambio en el sistema penal y «milagrosamente», la causa de que imputa a los barras del poderoso Nacional quedó en la nada.

Fuentes: El Observador, Telenoche, Padreydecano.com

@lostribuneros

 

 

Fijate en

Uno de los grandes comentaristas de Brasil dejó de existir

78 años tenía Silvio Lacellotti, uno de los grandes comentaristas de fútbol de la historia …