Uno de los atacantes al ómnibus de Boca ya está libre

Al que roba una gallina o una garrafa le dan cinco o diez años de prisión, pero a quien ataca un ómnibus, hiere a futbolistas y deja a 70 mil aficionados que pagaron su entrada sin presenciar el partido, sale indemne.

Matías Firpo, el único detenido tras el atentado con piedras al ómnibus que llevaba a Boca al Monumental, fue liberado por la Justicia tras celebrar un juicio abreviado y reconocer su culpabilidad.

El Juzgado Penal Contravencional y de Faltas Nº28, a cargo de la jueza Dra. María Julia Correa, lo mandó de nuevo a casa.

La pena que le impusieron al imputado es de dos años y cuatro meses de prisión en suspenso y deberá cumplir con reglas de conducta.

180 horas de trabajo comunitario deberá hacer Firpo y un curso de convivencia. Podrá ir a conciertos y carreras de autos, por citar espectáculos públicos, ya que su pena es no ir a las canchas de fútbol mientras dure su pena y tampoco podrá acercarse al Monumental.

El agresor deberá presentase en el juzgado el 13 de diciembre a notificarse de la sentencia del juicio abreviado. No podrá salir del país.

Los investigadores capturaron a Firpo en La Matanza y la justicia determinó que si bien tenía en su poder una entrada en la platea Centenario alta del Monumental que es donde para la “La Barra del Oeste”, el hombre de 31 años de edad, no pertenece a ninguna facción de la barra brava de River.

La directiva del club Millonario optó por expulsarlo de la institución, ya que era socio desde 2015.

Los delitos imputados son: daño agravado en marco de un espectáculo público; lesiones leves dolorosas en ocasión de espectáculo deportivo; daño agravado de un bien de uso público; atentado contra la autoridad; daño agravado con motivo de un espectáculo deportivo de carácter masivo; promoción de formación de grupos destinados a cometer alguno de los delitos previstos por la Ley 23.184, todos en concurso ideal.

@lostribuneros