Una ecuatoguineana hincha de Central 

Cuando decimos que en cualquier lugar del mundo donde te encuentres siempre va a haber un Canalla, a esta altura ya parece una frase hecha, pero no… A la gran mayoría nos ha pasado de estar en un pequeño pueblito de alguna zona alejada del bullicio y de las grandes ciudades y ver a lo lejos a algún niño con una camiseta de Central…

O estar caminando por una de las tantas calles luminosas de alguna capital europea y escuchar un: «Vaaaamos Centraaaaallll», y al darte vuelta ver a un pibe totalmente encanallado, que al verte con la auriazul puesta se acerca para fundirse en un abrazo…

Es que el Canalla es así… el Canalla es evangelizador por naturaleza… el Canalla llega a un lugar y lo pinta de azul y amarillo, le pone una bandera y hace que la gente se sume a entender esta locura.

Por eso no sorprende que Novedad Mega Botau, que nació hace 24 años en la ciudad de Malabo, capital de República de Guinea Ecuatorial, un país soberano centroafricano de dimensiones pequeñas, que se encuentra al sur de Camerún, se haya hecho Canalla.

«Nove», es una apasionada del fútbol y que desde chica, sintió una enorme atracción por el fútbol argentino y más precisamente por Rosario Central: «Me fascina mucho Central, tiene aficionados tan locos que daría lo que sea por vivir un partido de Central en casa y sentir esa energía que transmite esa afición».

A esta joven futbolista ecuatoguineana, a quien ya la había picado el virus Canalla, le faltaba tener la camiseta auriazul hasta que un día… «Un día que fui al «Rastro» (mercado de puestos desmontables), y vi que vendían camisas de todos los países ). Ahí vi la de Rosario Central y me la compré».

Casi como una fiel rosarina, Novedad, comenzó a evangelizar entre sus amigas: «Les dije a mis compañeras de fútbol sala, que teníamos que elegir ese modelo de camisa. Fue así que Aurora, mi equipo, jugó hace dos temporadas con la camisa de Central».

Cuando se trata de hablar de fútbol, Novedad, no es una improvisada. La joven africana, es futbolista profesional. Un ojeador la llevó a jugar al Candela, equipo que milita en la Segunda División del fútbol español, allí, en su segunda temporada se llevó el premio a la mejor jugadora de la liga y también se consagró como «Pichichi» (máxima goleadora) de la temporada.

Gracias a esa campaña, «Nove», llegó al C. D. Ofra, de la ciudad de Tenerife, club, que tiempo después, le abrió las puertas para llegar a jugar en la selección de Guinea Ecuatorial.

Para finalizar, «Nove» se emocionó al contar: «Desde que conocí a Central, no me pierdo ningún partido (lo ve por internet). Tengo la gran ilusión de que antes de morir tengo que ver un partido de Central en la cancha. Ese es el sueño que tengo que cumplir…»

Fuente: Web oficial Rosario Central y Sporting Africa

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros

Fijate en

Fútbol de Mozambique contra la guerra, delincuencia y formación de bandas

30 años de paz se cumplen en este 2022 en el país africano. Mozambique estuvo …