Triplete de Fred y Huracán complicadísimo

Cruzeiro le propinó una tremenda goleada por 4-0 a Huracán en el Mineirâo y lo dejó con un pie afuera de la Copa Libertadores. Fred hizo tres goles en un ratito.

La Raposa se dio el gusto de llevarse puesto al Globo en el Mineirâo en una noche tremenda del veterano goleador Fred, hombre que en apenas media hora de juego liquidó el pleito con tres tantos casi consecutivos.

Huracán, de la mano del «Turco» Mohamed, cayó en una depresión tal, que aún no logra salir y los resultados cada vez son más nefastos, como este ocurrido en la ciudad de Belo Horizonte que lo deja prácticamente eliminado de la Copa Libertadores, a falta de dos jornadas.

Debían pisar fuerte en el Mineirâo y tratar de sacar un resultado que los resucite, al mejor estilo del ave fénix, pero el equipo no funciona y comete tales errores, que en un ratito los brasileños los destrozaron.

Apenas 19′ iban cuando el quemero atacaba, pero de tan mal modo, que una pelota robada y jugada rápidamente, tomó mal parado al mediocampo defensivo, hubo tiempo para un enganche, centro y cabezazo entre dos zagueros de Fred para romper el cero.

La bobera seguía. Los defensores de Huracán fuera de tiempo, sin disciplina alguna, ni sentido de observación, dejaron a varios cruzeirenses solos para que tiren un centro, bajen la pelota con total comodidad y anote nuevamente Fred, con apenas cuatro minutos de diferencia respecto al primero.

Los muchachos del «Turco» seguían en la nebulosa. Los corpulentos centrales eran incapaces de ganar una pelota aérea, y en el minuto 32, Dodô la tiró al centro del área, Fred volvió a ganarle los defensores y de cabeza se mandó la goleada.

Ya estaba liquidado el partido en solo 32′ y el resto era cumplir con el tiempo reglamentario. El conjunto de la constelación bajó sus revoluciones y no quemó las naves buscando una goleada histórica, y le prestó la pelota a Huracán.

Por fin el primer tiempo acabó y Mohamed puso en la cancha al colombiano Roa en lugar de Walter Pérez, mientras que en el correr del complemento mandó Andrés Chávez por Gamba y al Pato Toranzo por Auzqui. Al menos ganaron algo de tranquilidad, pese al desastre.

Faltaban apenas siete minutos cuando el lateral izquierdo Dodô se sumó al ataque y sacó un zapatazo que acabó en el cuarto gol, un golazo.

La raposa contó el argentino Lucas Romero, quien fue reemplazado por su compatriota Alejandro Cabral.

Clasificó Cruzeiro de antemano y con puntuación ideal hasta el momento, mientras que Huracán debe rezar por un empate entre Emelec y Lara, y vencer los juegos que le restan.

@lostribuneros