Todos los cuartos por penales, reflejo de la mediocridad

En una curiosidad con pocos precedenntes, este invento llamado Copa de la Liga Profesional argentina definió este fin de semana sus semifinalistas de forma mediocre. Tan mediocre como que sus cuatro cuartos de final se decidieron por tiros desde el punto penal. Tan mediocre como el mismo fútbol nacional. 

Muchos hiperfanáticos futboleros insisten en gritar cosas como «el torneo está bárbaro» o «el de acá es uno de los mejores campeonatos». Por lo emotivo, sí, demostrado, como la anterior Copa Maradona. Por su calidad, su nivel, claramente demostrado que no. Cómo sería así si los mejores ocho del certamen no se pudieron quebrar en los 90 minutos y terminaron a desempate. Cómo si en los cuatro encuentros sólo se marcaron cuatro goles, los mismos en dos ya que hubo dos 0-0. Se esperaban tantos y emociones durante el tiempo regular, más con nombres como Colón o Vélez,amplios vencedores de sus zonas. Qué decir de los grandes, largamente siguen en baja. 

El fútbol sigue, vendrán las semifinales, las dos de gran jerarquía, Colón-Independiente y Boca-Racing. Jerarquía y goles o la mediocridad de siempre, será el dilema que continúa dominando al torneo argentino. 

Diego  Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros