Sub 20, el Mundial en miniatura

Este jueves 23 de mayo se pone en marcha en Polonia una nueva edición del ya legendario Mundial Sub 20 de la FIFA. Al fin y al cabo, un Mundial. Por la trascendencia cada vez mayor que fue forjando con el tiempo. Aunque fuera de menores.

Así empezó la primera Copa del Mundo para jugadores prometedores, que en los años 70 ni eran las superestrellas que fácilmente son hoy. La idea fue del entonces presidente de la FIFA, el brasileño Joao Havelange, un poco para lo deportivo y otro más para comenzar a ganar comercialmente. Más allá del asunto dinero y marketing, los torneos fueron interesantes desde el inicio. Túnez albergó el inaugural en 1977, donde la Unión Soviética se llevó el título al vencer al bravo México en larga serie de penales.

Argentina, aún con Diego Maradona, no pudo ir entonces. Pero su aparición en 1979 fue rotunda. Diego, Ramón Díaz y 16 genios más conquistaron al mundo con el triunfo en Japón ante el campeón vigente, la URSS. Pero las futuras generaciones albicelestes no fueron tan pródigas y, salvo el subcampeonato de 1983, pasaron a la mediocridad incluso hasta perderse un par de ediciones. Fue la hora de Brasil y su bicampeonato 83- 85 con Bebeto, Taffarel o Muller, de la Yugoslavia de Davor Suker, Prosinecki y Boban en 1987, del Portugal de Carlos Queiroz que hizo doblete en 1989 y 1991 y de la vuelta brasileña en 1993.

Los fracasos argentinos a todo nivel, empezando por el Mundial mayor, movieron a la llegada de José Pekerman y su legión al comando del Sub 20. Y rápidamente Argentina volvió a figurar con cinco títulos en siete torneos, sumando seis para ser hasta hoy el más exitoso. Y los nombres de aquellos pibes de las inferiores de los clubes se convertían en futuros cracks: Sorín, Ibagaza, Biagini, Aimar, Riquelme, Cambiasso, Saviola, D’Alessandro. El torneo se amplió a 24 países para Malasia 97, donde además Uruguay consiguió su mejor logro como segundo de la Selección. Y de a poco y con la presión de las grandes instituciones europeas, los chicos, los pibes del mundo fueron cambiando a casi profesionales de menos de 20 años. Como el caso del joven del Barcelona Lionel Messi, que con menos de un año en el primer equipo llevó al país a otro título en 2005, que Sergio Agüero, su compañero de ataque, repitió en 2007.

Los nombres de los vencedores fueron muy distintos. Sudamérica y Europa se alternaron el dominio del torneo, con España en 1999 y Brasil en 2003, hasta que Ghana, emblema de la potente Africa de siempre, rompió el molde en 2009. Y en esta década, excepto Brasil en 2011, los del Viejo Mundo se robaron el protagonismo. Desde ese campeonato de Colombia, ningún sudamericano más volvió a festejar. Francia en 2013, Serbia en 2015 e, inesperadamente, Inglaterra en 2017 en Corea del Sur dieron la vuelta en la cara a Uruguay, Brasil y un nuevo gigante: Venezuela.

Pero como dice el dicho, lo importante es competir. Y el Mundial Sub 20 fue y es la cuna de los apellidos que luego marcaron y marcan la historia grande del fútbol. Aunque como siempre pasa, todos quieren ganar. Y todos, hasta el más pequeño de los 24 participantes, luchan por la gloria. Por eso el Sub 20, el Juvenil como se le decía antes en los diarios, crea tanta expectativa. Como pasará con este Polonia 2019. Aunque sea un Mundial en miniatura.

22º COPA DEL MUNDO SUB 20 DE LA FIFA polonia 2019

23 DE MAYO AL 15 DE JUNIO DE 2019

SEDES: Bielskko-Biala, Bydgoszcz, Gdinia,Lodz, Tychy y Lublin.

GRUPO A: Polonia, Colombia, Tahití, Senegal.

GRUPO B: México, Italia, Japón, Ecuador.

GRUPO C: Uruguay, Honduras, Nueva Zelanda, Noruega.

GRUPO D: Nigeria, Qatar, Ucrania, Estados Unidos.

GRUPO E: Francia, Panamá, Malí, Arabia Saudita.

GRUPO F: Argentina, Portugal, Corea del Sur, Sudáfrica.

Los dos primeros y los cuatro mejores terceros pasarán a la segunda ronda, la de octavos de final, desde donde se eliminarán en forma directa hasta el título.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar    

@lostribuneros